Dos ladrones quisieron asaltar a una maestra cuando salía después de su día de trabajo del colegio Cimdip de Quilmes. Parecía un blanco fácil, pero apareció un grupo de padres. Uno de los dos consiguió escapar, el otro no pudo pasar de la puerta. Ahí mismo, en la avenida Laprida al 2700, lo redujeron y lo ataron a una reja. Ninguno se fue. Lo tuvieron rodeado hasta que, después de llamar al 911, llegó el patrullero para trasladarlo a la seccional.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...