Agotados en su paciencia y cansados de vivir con miedo, los vecinos de el histórico pueblo de Cobos (perteneciente al municipio de Campo Santo), decidieron realizar una serie de protestas frente al destacamento policial local. Solicitan el desalojo de la familia Chaile, por considerar a sus dos hijos de 15 y 17 años, junto a otro menor de apellido Veites, como responsables de múltiples robos y agresiones, de las cuales vienen siendo víctima desde hace un par de años.

El pasado miércoles el Sr. Omar Vargas de 48 años, afectado de una severa dificultad auditiva, se desplazaba por las calles del pueblo cuando fue agredido por los Chaile. "Mi hijo se dirigía hacia la casa que cuida porque sus propietarios no están, cuando fue insultado primero y después atacado por seis personas que le produjeron heridas en la cara y la cabeza, además le patearon todo el cuerpo. Estoy cansada de estas personas quiero que se vayan, que los desalojen porque allí se juntan con otros que vienen de Jujuy o de Salta" expresó doña Nora Ignacio.

Este hecho fue como una gota que rebalsó el vaso y familiares junto a vecinos de Vargas decidieron hacer justicia por manos propias, un grupo de personas se llegaron hasta el barrio Lucio Cornejo donde viven los Chaile y comenzaron a arrojar piedras. Personal policial, con apoyo de comisarías del departamento, se llegaron para evitar consecuencias no deseadas de esta manifestación. "Cuando ellos roban o pegan la policía no aparece, pero cuando uno se defiende e intenta algo aparecen todos hasta con ambulancia, pensamos que ellos están prendidos, que los apañan, cuando los detienen al rato ya están libres y se nos ríen, queremos que los desalojen pero también que cambien a la policía" reclamó Mónica Saban.

Hubo muchos testimonios de robos y agresiones, el miedo a los robos los mantiene encerrados sin poder salir a ningún lado, "nos roban a cualquier hora, no podemos ir a Salta, a Güemes ni siquiera alejarnos mucho. Están atentos a todos los movimientos, a mí me robaron un montón de cosas, hasta plata, estamos cansados queremos que se vayan de Cobos" manifestó Jennifer Macías.

Por su parte el comisario Inspector Paulino Flores, expresó que ellos deben resguardar la seguridad de toda la comunidad, "Tal vez piensen que los defendemos pero nosotros no podemos permitir un linchamiento o que se genere una batalla campal, los conocemos a los problemáticos, fueron detenidos en varias oportunidades y tienen muchas denuncias, pero hay aspectos legales que debemos respetar" excusándose de dar detalles por tratarse de menores.

Por otro lado el Concejal Nicanor Terraza, quién cuenta con domicilio en Cobos, se mostró muy molesto porque denunciando esta situación desde hace tiempo, "era evidente que esto iba a pasar y lo sabían el intendente y las autoridades provinciales porque yo se los anticipé. La droga los tiene perdidos, ahora las cosas llegaron tan lejos que podría pasar cualquier cosa".

La droga como factor desencadenante

Desde hace cuatro años que la comunidad, cuya cantidad no supera los 1000 habitantes, nota un cambio en los adolescentes. Los robos a viviendas comenzaron a incrementar, lo que relacionan al consumo de drogas, cuya venta se atribuye a familias que llegaron de Salta y ocuparon viviendas en Bº Lucio Cornejo. Esta situación cambia por completo la tranquila vida pueblerina.

Desalojarlos por usurpadores

El pedido de desalojo de los vecinos hacia la familia Chaile y eventualmente Veites, radica en el hecho de que ellos llegaron desde Salta y tomaron una vivienda en el Bª Lucio Cornejo. Ese barrio pertenecía al Ingenio San Isidro y fue construido para sus trabajadores, se trata de un grupo de 50 viviendas tipo conventillo, con baños públicos.

Este barrio entró en el remate cuando el ingenio se declaró en quiebra, por lo que el gobierno tuvo que expropiar todo el terreno. Nadie cuenta con escrituras, todas las casas pertenecen al Gobierno Provincial.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Gustavo Menendez
Gustavo Menendez · Hace 1 mes

La seguridad es algo que no puede faltar.

tiziano  ferio
tiziano ferio · Hace 1 mes

esa situación se repite en distintas localidades del interior que antes eran tranquilas, llegan grupos de marginales provenientes de zonas urbanas a residir allí y causan desmanes, las autoridades que correspondan deberían tomar cartas en el asunto


Se está leyendo ahora