Un grupo de 20 vecinos de barrio El Huaico pusieron manos a la obra y construyeron una vereda que hacía falta para prevenir accidentes.
Una docente de la escuela Efeta 7.044, que trabaja con niños y jóvenes sordos en la zona norte, hizo notar a los vecinos de que era necesario tener veredas, principalmente desde la esquina que une la parroquia del barrio El Huaico hasta la institución educativa.
"A los chicos no les queda otra que caminar por la avenida y es un verdadero peligro para ellos. Los autos les tocan bocina y obviamente no las escuchan", detallaron en la zona.
Gastón Galíndez, concejal y titular provisorio del centro vecinal que se está formando en el barrio, contó a El Tribuno que entre las familias que viven en el lugar se juntaron los fondos para la obra.
"Se recaudaron unos 1.200 pesos para comprar premios y armar rifas, se adquirió algo de material y otros vecinos colaboraron con bolsas de cemento o ripiosa", explicó.
En la obra también participaron algunos vecinos del Movimiento Eco Huaico, un grupo que trabaja por el cuidado del medio ambiente del barrio.
Ana María Rossi, integrante del movimiento, contó: "Esa era una de las obras que entre los vecinos se había posicionado como importante para la zona y se realizó el sábado a la mañana".
Ana María agregó que el próximo fin de semana se realizará una jornada de limpieza en los diferentes espacios comunes del barrio como bulevares, esquinas, cordones cuneta y más.
Gabriela Bustamante, otra de las vecinas y colaboradoras activas del barrio, mencionó que la construcción de la vereda hasta la Universidad Nacional de Salta, como también la colocación de reductores de velocidad y tachos de basura, son obras que se votaron entre los integrantes de la comunidad para que sean aprobadas dentro del Programa de Presupuesto Participativo de la Municipalidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora