Esta vez cortaron el tránsito por falta de agua las familias del asentamiento que se denomina La Cerámica. El escenario fue la avenida Artigas, a unos 50 metros de la avenida Yrigoyen. Esta arteria clave se convirtió en un infierno durante toda la mañana para camioneros, trabajadores y conductores particulares que, de repente, se encontraron con uno de los accesos a Salta cortado.
Desde la 6, un grupo de vecinos de esta barriada del este capitalino tomó la medida de fuerza en reclamo por la falta de servicio de agua en sus domicilios. Si bien carecen de agua desde hace una semana, aseguran que desde hace ocho años que tienen problemas con la empresa Aguas del Norte.
Se trata de una población de al menos 300 familias que viven asentadas entre el predio de la Cerámica y la avenida Yrigoyen.
"Nosotros tenemos niños y no contamos con agua ni para lavarlos. No tenemos problemas en pagar la conexión. El problema es que Aguas del Norte desde hace ocho años que nos viene prometiendo obras que no realiza porque somos pobres. Ya estamos cansados de que cada año vengan y nos mientan; queremos una solución ya", dijo Trinidad, una de las referentes del barrio.
Así fue que decidieron tomar la medida extrema de no dejar circular a nadie. No pasaron durante toda la mañana autos, motos ni bicicletas.
Cuando llegó el personal policial, exigieron dialogar con las autoridades de Aguas del Norte para ver si se podía destrabar el conflicto.
Los vecinos quemaron una cubierta y rápidamente llegaron los bomberos para apagar el fuego. "A nosotros no nos mandan ni el camión cisterna, pero sí tienen para apagar este fueguito", ironizó una vecina.
Lo cierto es que la presión del agua es insuficiente. Muchas madres se tienen que quedar durante la madrugada llenando tachos con agua porque durante el día sale un mínimo que nunca alcanza.
La situación empeoró hace una semana, cuando definitivamente dejó de salir agua.
La indignación fue creciendo a medida que llegaba el mediodía, porque no llegaba ningún funcionario o gerente de la empresa proveedora de agua para darle una solución a la gente.
Pasadas las 11 llegó un grupo comandado por un funcionario de tercera línea. El coordinador del programa "Barrio por barrio", Flavio Bonifacio, tuvo la difícil tarea de enfrentar y calmar a los vecinos.
Tras una áspera reunión, lograron consensuar acciones que se desarrollarán en el día de hoy.
Para las 10 se organizó una reunión con los vecinos en el barrio, junto a representantes de Tierra y Hábitat, Aguas del Norte y la Municipalidad de la Ciudad de Salta, para comenzar a organizar la llegada de los camiones cisterna y analizar la posibilidad de realizar obras para que puedan contar con el servicio.
"Mucho no podemos hacer"
"Nosotros entendemos la situación de los vecinos, somos conscientes de las necesidades, pero mucho no podemos hacer porque esto fue primero un asentamiento", dijo Bonifacio.
Los vecinos no quedaron conformes con las respuestas y, en una apresurada asamblea, decidieron seguir cortando el acceso a la ciudad para el tránsito pesado.
"Esto no se puede solucionar hoy", dijo Bonifacio, refiriéndose a la realidad del barrio.
"Lo único que nos pusieron son los medidores de la luz, después nos falta todo", contó un vecino.
Bonifacio dijo que, como el asentamiento se hizo sin planificación alguna, las soluciones no son fáciles. No hay una red de agua y mucho menos cloacas. El camión cisterna no tiene fecha de ingreso y tampoco de regreso.
Las calles son apenas huellas y, cuando llueve no se puede entrar ni salir. Tampoco llegan los colectivos, las ambulancias o patrulleros.
Así las cosas, la lucha de los vecinos del barrio Cerámica se vuelve cada vez más difícil por la enorme deficiencia de los servicios que son básicos para la vida de cualquier persona.
Necesidades y problemas entre vecinos
Aseguran que dos hombres se enfrentaron por un balde de agua. Los vecinos del asentamiento denominado La Cerámica conviven cotidianamente con las necesidades y la falta de agua es un problema que está afectando la convivencia.
El viernes de la semana pasada, según relataron fuentes extraoficiales, hubo un incidente por un balde con agua.
En la zona cuentan que el intenso calor registrado durante la semana y la poca cantidad de agua hizo que dos vecinos se enfrentaran con armas blancas por un poco de agua.
Las conexiones clandestinas y las necesidades hacen que la presión del agua llegue al mínimo y que, en muchos casos, las familias no sepan cómo cubrir sus necesidad de agua para tomar, cocinar e higinenizarse.
"Nosotros somos pobres, pero trabajadores. Estamos en una situación límite en la que nos estamos enfrentando entre nosotros mismos y eso no es justo. Queremos la presencia de un gerente de Aguas del Norte para que vea cómo vivimos. Si las soluciones no llegan nosotros vamos a intensificar las medidas de fuerza en la calle, en donde nos vean", aseguró Trinidad, una de las vecinas.
Caos y discusiones
El corte complicó la circulación durante gran parte del día. Los que tuvieron grandes contratiempos ayer fueron los inspectores de Saeta, que tuvieron que modificar los recorridos de los colectivos.
Los corredores 2 G y 2 B fueron un caos. Los colectivos que llegaban desde el centro de la ciudad hacia el este tuvieron que seguir por Yrigoyen, la calle Gurruchaga de Villa el Sol y volver a la zona por Quevedo. Desde Saeta dijeron que ya saben cómo actuar en casos de cortes, que son recurrentes.
Habitualmente los bloqueos duraban unas dos horas. El corte de ayer fue más prolongado y se realizó durante el horario pico.
Los que regresaban a sus hogares desde sus empleos al mediodía tampoco podían pasar, por lo que se registraron varios altercados y discusiones de trabajadores contra vecinos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


teresa vaquer
teresa vaquer · Hace 10 meses

Corte de agua, por ende protesta de vecinos cortando las calles, todo fuera de la ley. parece que estos peronistas entendieron al revés lo que nos enseño don Juan Domingo Peron Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada. No ellos hacen totalmente al revés, dentro de la ley nada, fuera de la ley todo.......¡De dónde salieron estos justicialstas!


Se está leyendo ahora