La preocupación de los vecinos del barrio SOEM, ubicado sobre la ruta provincial 11, en la banda oeste de Gemes, fue planteada ayer en la sesión ordinaria realizada en el Concejo Deliberantes local. El gremio municipal SOEM realizó la presentación de una nota para su tratamiento explicando los problemas con el tendido domiciliario de la red eléctrica, los cuales ya causaron dos incendios y la quema de varios electrodomésticos. La nota se recibió en forma tardía, por lo que no ingresó en el orden del día, sin embargo la presencia de los vecinos en la sesión, motivó su tratamiento sobre tablas.
"Por lo menos los concejales nos escucharon. Ahora esperamos que puedan hacer algo para solucionar esta situación. Nos dijeron que van a solicitar una reunión con el IPV, que podría ser para éste viernes. Nosotros como vecinos, lo que buscamos es que realicen una inspección de las casas, que vean que no exageramos cuando decimos que los cables están todos "yapados'' y son muy finitos. Para un municipal es muy difícil afrontar el recambio de todo el cableado, por eso queremos que alguien se haga cargo. No estamos tranquilos en nuestras propias casas porque se queman los focos constantemente y un incendio puede ocurrir en cualquier momento", expresó Inés Gutiérrez.
"Es muy vergonzoso que desde el IPV no hayan inspeccionado lo que se estaba haciendo. En realidad creo que en Gemes no hay nadie que inspeccione cómo se están realizando la colocación de cables, si se tuvo en cuenta el alto consumo a futuro o el tipo de cables que usan, Gasnor supervisa la colocación de cañerías de gas, no autoriza si no está todo bien, pero en la parte eléctrica no hay nadie. El Copaipa por aquí no existe, por lo menos yo no lo conozco, esta pobre gente es víctima de esta falta de control. Creo que mas allá de darles una solución, se debe buscar un responsable", expresó por su parte la concejal Silvina De Paul.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora