Las fuertes lluvias que se vivieron el pasado fin de semana en el norte de la Provincia provocaron daños en los inmuebles de numerosas familias, especialmente en la localidad de Embarcación. Si bien ya no quedan evacuados, los damnificados reclaman una ayuda por lo que decidieron cortar la Ruta 34 por segundo día consecutivo.
Esta tarde mantenían un corte a la altura de la calle Enrique Vuuistaz vecinos del barrio El Bordo y San Cayetano, quienes viven a orillas del canal. Son alrededor de setenta personas que amenazaban con continuar mañana con los cortes de no recibir respuesta a su reclamo de colchones, ropa y mercadería.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora