En el segundo día de gestión, el flamante intendente de la ciudad de Salta, Gustavo Sáenz, tuvo que soportar ayer dos protestas de vecinos. Se trata de gente de dos barrios que quedaron indignadas y con problemas sin resolver tras la salida de Miguel Isa de la Municipalidad de Salta.
"Nosotros queremos decirle a Sáenz los problemas de nuestro barrio. En Villa Floresta nunca tuvimos agua corriente, no tenemos calles y los asentamientos siguen en aumento. Optamos por el corte de calle porque es la única forma que encontramos para que escuchen nuestros reclamos", dijo Emma Silva, una vecina.
No más de 20 personas, muchas mujeres y niños, cortaron el acceso a Salta, a la altura de la rotonda Gauchos de Gemes, desde las 11 hasta pasado el mediodía.
Villa Floresta se armó hace unos 60 años. Solo la parte media del barrio, la más antigua, cuenta con red de agua y cloacas regulares. El resto subsiste con conexiones clandestinas y con los camiones cisterna que llegan periódicamente. Los que tienen sus casas sobre la falda del cerro están en peores condiciones y dependen de Aguas del Norte. Los vecinos solicitaron que se sume otro vehículo para abastecerlos. "Pasa cada 12 o 18 días distribuyendo agua manzana por manzana", dicen. A esa realidad se le suma que ya comenzó la temporada de lluvias y la última (del viernes) les trajo demasiadas complicaciones. Un alud de piedra y barro bajó de las laderas y afectó a la avenida Delgadillo.
"Nosotros vamos a volver a las calles mañana (por hoy) y el sábado si no viene la gente de Sáenz", dijo Emma.
En Tribunales
En Ciudad Judicial, un grupo de vecinos del barrio 17 de Octubre cortaron la salida del tránsito vehicular.
Al menos 50 personas llegaron hasta Tribunales para pedir la escrituración de sus terrenos que ya llevan, en algunos casos, más de 30 años.
"Somos 150 familias que aún no tenemos los lotes a nuestro nombre. Nosotros queremos pagarlos, pero a precios accesibles", dijo Tita.
Además, se quejaron porque les cobran los impuestos como barrio residencial y está muy lejos de serlo.
"Ni pavimento tenemos. Cuando llueve nuestras calles se vuelven un río", dijo un vecino, y además pidió a la Justicia que se expida por su reclamo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 11 meses

ESTA BIEN???QUE SIGAN HACIENDO LO QUE HICIERON DURANTE AÑOS??..PEDIR...PEDIR...PEDIR...mmmm, espero que se termine todo eso!..eso y tooooodo lo demàs...SI QUIEREN SALIR DE PASEO..QUE PAGUEN!!!!...SI todos los laburantes lo hacemos...porque no los que no hacen nada?

Maria Rosa ORTEGA
Maria Rosa ORTEGA · Hace 11 meses

ESTA BIEN QUE RECLAMEN PERO SIN DAÑAR EL PAVIMENTO QUE ES NECESARIO PARA UNA BUENA CIRCULACIÓN DE TRANSPORTE, DE CICLISTAS E INCLUSO DE LOS MISMOS PEATONES!!!!!!!! EL DAÑO LO PAGAMOS ENTRE TODOSSSSS


Se está leyendo ahora