Se levantó finalmente el corte en la avenida Artigas. Los vecinos del barrio La Cerámica habían tenido bloqueado el tránsito vehicular durante cinco jornadas para reclamar la provisión de agua potable domiciliaria.
Ocho años de un servicio clandestino y más de una semana sin una gota de agua desencadenaron una medida sin precedentes, de 120 horas, en el acceso de los vehículos pesados a la ciudad capital.
El viernes a la tarde noche se firmó un acto compromiso entre los vecinos y la empresa Aguas del Norte.
El acta no fue muy beneficiosa para los vecinos, ya que tendrán que ser ellos los que se encargarán de gestionar ante Tierra y Hábitat la regularización de la situación dominial de los lotes y los trazados de las calles.
Es decir que los vecinos deberán gestionar ante el mismo Estado las obras que este no hace.
Recién terminado estos trámites, Aguas del Norte se compromete a realizar el proyecto ejecutivo de redes de aguas y cloacas. Ese proyecto luego será enviado a Obras Públicas provincial para buscar el financiamiento.
Luego vendrá el llamado a licitación y luego la ejecución de las obras. Es decir que con suerte en 3 años lo puedan terminar.
Lo que viene
Ahora bien, los vecinos afirman que si en marzo no hay avance volverán a la Artigas.
Paralelamente, el texto firmado por el gerente general de Operaciones de Aguas del Norte, Juan Bonifacio, no dice nada sobre solución alguna a corto plazo. La situación es una bomba de tiempo.
Ayer los vecinos ya comenzaron con la colocación de mangueras provisorias para que la gente tenga agua en lo inmediato.
Esas mangueras conectadas a las redes de la avenida Yrigoyen que la empresa denomina "clandestina"; están prohibidas por Aguas del Norte.
De cualquier modo no les interesó demasiado el impedimento. Consiguieron 30 metros de manguera de manos de un diputado y como faltaban otros 30 metros hicieron un fondo común y ayer al mediodía trabajan en la conexión a la red.
En la asamblea, los vecinos ya trazaron la continuidad de su lucha por el derecho universal de tener agua.

Cerca del centro
Sobre la manzana F está una calle angosta, descascarada y roja de los trozos de las cerámicas que sobran. La lluvia y el barro la tornan imposible de transitar. Nadie se puede imaginar que esa postal está a 10 minutos del centro de Salta. Una manguera vacía vivorea y el paisaje se completa con grises pallets usados de medianera. Lotes de 8 por 16 metros que fueron ganados al olvido se adquirieron sin más requisito que de un boleto compra- venta. Los vecinos saben que la negociación en Tierra y Hábitat será dura, pero lo mismo son optimistas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora