Crece la preocupación de los cerrillanos por los hechos de inseguridad que se vienen sucediendo en los distintos barrios de la localidad y la pelea entre patotas, en la zona de Velarde esquina Marrupe, entre otros puntos.
Si bien admiten que en los últimos tiempos se nota una mayor presencia policial en las calles y un trabajo más profundo de inteligencia, los robos continúan sucediendo.
Sin ir más lejos, en los últimos días una familia del barrio Inta fue desvalijada. Carina Castiella y su marido Gustavo Sayús, se dieron con un panorama dantesco cuando arribaron a su hogar: "Destrozaron la puerta principal, dieron vuelta todo. Se llevaron dos televisores, una computadora, tres celulares y muchas joyas".
La vivienda cuenta con todas las medidas de seguridad: está tapiada y tiene un portón de acceso ciego. Sin embargo, ello no impidió a los delincuentes hacerse con un botín de $75.000 en artículos electrónicos y joyas.
El hecho ocurrió el miércoles pasado, alrededor de las 6.30, y fue denunciado en la comisaría 13. Ya tomó intervención la Brigada de Investigaciones.
"Estas situaciones generan una sensación de inseguridad constante. Ahora, cuando salimos con mi marido no estamos tranquilos. Lo mismo sucede con otras familias del pueblo, quienes sufrieron lo mismo que nosotros. Confiamos en que la policía dé con los delincuentes, para que estas cosas no vuelvan a suceder. Cerrillos en otras épocas era un pueblo tranquilo, queremos que vuelva a serlo", dijo Castiella.
Este hecho delictivo se suma a otro resonante ocurrido en los últimos días y que tuvo como víctima a la actual intendenta de Cerrillos, Yolanda Vega. Ocurrió a mediados de esta semana, cuando desconocidos ingresaron a una de sus propiedades, ubicada en el paraje La Isla, e incendiaron un tractor.
Tras el suceso actuaron efectivos del 911 y agentes de la policía local, junto a una dotación de bomberos. Pese a los esfuerzos las llamas destruyeron por completo el vehículo.
La jefa comunal radicó la denuncia en la dependencia policial de la Isla.

"Ya no queda nada"

Otro caso es el de una familia de Villa Los Tarcos Este, que sufrió tres robos en su vivienda en menos de seis meses.
El hecho generó un repudio generalizado de la comunidad. Esta vez, las víctimas fueron Mario Díaz y Lucía Ábalos, quienes sufrieron cuantiosas pérdidas ya que en varias oportunidades, les desvalijaron la casa. Televisores, computadoras y artículos electrónicos de diverso tipo formaron parte del botín con el que se hicieron los malvivientes. En ninguna de las tres oportunidades, la policía dio con los responsables. Los hechos fueron denunciados en la comisaría 13.
La vivienda se encuentra ubicada en calle Arturo Escudero. Se trata de una zona residencial, lindera a la avenida General Güemes (tramo urbano de la ruta nacional 68).
"Nunca sucede nada. En una ocasión anterior, se sabía quiénes habían perpetrado el robo y hasta el modus operandi: trasladaban los objetos malhabidos en un remise. Tenían todos los datos, pero nada pasó. Tampoco se recuperaron las cosas robadas", relató el vecino.

En El Remanso

Sergio Martearena, vecino de El Remanso, sufrió dos robos en menos de 30 días. "No solo saquearon mi casa, sino que provocaron destrozos para entrar. Cerrillos era un lugar tranquilo para vivir, ahora estamos sobresaltados todo el tiempo. No podemos salir libremente por miedo a los robos", contó Sergio.
En el caso de este hecho en particular tomó intervención la comisaría local. Tras las pesquisas detuvieron a dos menores, de la zona de barrio Inta. El damnificado dijo que pudo recuperar algunos de los objetos sustraídos, como una bicicleta, pero "el resto ya había sido comercializado", concluyó el vecino.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia