Vecinos del barrio Cooperativas, que se ven afectados por un continuo derrame de líquidos cloacales, solicitaron al municipio que multen y obliguen a desconectarse, a aquellas viviendas que están haciendo uso de una red de cloacas que no está terminada.
El problema que lleva unos tres años sin resolverse surgió de la imposibilidad que encontraron los técnicos de Aguas del Norte, quienes en forma conjunta con personal municipal, de poder llevar los deshechos cloacales hasta la red derivadora que los deposita en la planta depuradora ubicada en el sector este de la ciudad cerca del paraje Santa Rosa.
El insalvable problema se debe a que el desnivel del terreno es contrario a la dirección que deben ser conducidos los deshechos, en su camino se encuentra la ruta nacional 34, cuya altura es considerablemente superior al resto del terreno. Hubo un proyecto, que de acuerdo a informes presentados ya debería estar terminado, se trata de colocar bombas sumergidas que impulsen los líquidos hasta hacerlos cruzar la ruta, un proyecto que requería de una considerable inversión y que nunca se concretó. "La red solo llega hasta esta esquina de Palermo y Sáenz Peña, esquina donde está la boca de registro y no hay más, por esa razón no se puede usar, eso lo sabían los vecinos, sin embargo muchos se conectaron igual y la están usando, sus desechos llegan hasta aquí no pueden seguir y salen a la calle", manifestó Claudia López una de las vecinas afectadas. Agregó: "El mal olor es insoportable, además de tratarse de un foco infeccioso, todo se estanca al costado de la ruta y no se puede pasar, por eso le pedimos a la municipalidad que verifique quienes están conectados, los multen y los obliguen a desconectarse".
Para formalizar este pedido ya solicitado por nota, las familias más afectadas mantendrán una reunión con el ejecutivo comunal en busca de una solución definitiva. Como solución provisoria el municipio envió un camión atmosférico que limpió las taponadas cloacas desde una boca de registro como si se tratase de un gran pozo ciego comunal, sin embargo, un día después ya podía verse salir nuevamente a la superficie, borbotones de aguas servidas que de a poco ganaban nuevamente la calle.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...