En el fondo de una vivienda ubicada en la calle Tucumán (Este) 448 del barrio Alberdi, hay un eucaliptus gigantes que tiene atemorizados a los residentes. El árbol tiene alrededor de 50 metros de altura y un tronco de unos tres metros.
"Es un árbol viejo que está seco ahora y es un riesgo para todos los que vivimos en este sector del barrio Alberdi", dijo Fabiana Castillo, quien tiene el eucaliptus gigante en el fondo de su vivienda.
"Estamos en otoño, el viento sopla todos los días por lo que venimos teniendo un sufrimiento constante por miedo a que se caiga el árbol o alguna de sus enormes ramas", señaló la mujer, preocupada por la situación.
Castillo dijo que desde hace años vienen pidiendo ayuda para tratar de sacar el eucaliptus de ese lugar porque si se viene abajo podría provocar una tragedia, ya que se encuentra en medio de viviendas.
"Desde hace años con los vecinos venimos presentando notas en la Municipalidad, en el Concejo Deliberante y hasta hemos informado de la situación a los bomberos, pero no obtenemos respuestas, a pesar de que hemos golpeado muchas puertas", dijo la vecina.
La mujer dijo que no cuenta con los recursos para hacerlo sacar contratando a personas para hacer el complejo trabajo. Además hay que tener en cuenta que se necesitaría maquinaria y personal especializado.
"La Municipalidad dijo que no se puede hacer cargo porque el árbol está adentro de mi propiedad. Esto es un peligro constante, necesitamos con urgencia que nos ayuden. Con mi esposo y mis cuatro hijos vivimos con miedo, pero nosotros solamente podríamos pagar hasta 2.000 pesos para que alguien nos ayude y lo saque o haga una poda controlada", dijo Castillo.

El árbol está seco

Mariana Duarte vive con sus hijos y otros familiares casi debajo del árbol gigante y están atemorizados. Cuando hay fuertes vientos los vecinos sacan a los niños de las casas.
"Tenemos miedo que el eucaliptus se caiga y provoque una desgracia. Está seco y hay mucho viento. Incluso en estos días se desprendió un gajo enorme que quedó enganchado y está a punto de caerse", dijo la vecina que vive al lado de Castillo. "Nosotros somos lo que más riesgo estamos corriendo. Hay que sacar este árbol urgente porque se va a caer en cualquier momento. No podemos vivir así, cuando hay viento por las noches llevo a mis hijos a dormir a la casa de mi madre", señaló Duarte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora