Según las estadísticas de la Subsecretaria de Tránsito de la Municipalidad de Salta, hasta el 31 de agosto de este año se registraron 31 muertes en accidentes viales en la capital provincial. La cifra muestra un leve aumento con respecto al año pasado. Agosto del 2015 cerró con 26 muertos.
En lo que respecta a las estadísticas de este año, ocho de esos casos, casi un 25%, estuvieron relacionados con el exceso de alcohol, que junto al exceso de velocidad y la falta de casco son los tres rasgos que más aparecen entre las víctimas de estos accidentes.
Por ejemplo, de las ocho víctimas que mostraron rasgos de alcohol en su organismo, siete también venían a alta velocidad. El dato no es casual, se advierte que el alcohol hace desaparecer las inhibiciones y, al mismo tiempo, merma los reflejos.
La relación es inevitable: se conduce más rápido porque el alcohol desinhibe, pero se conduce también con menos lucidez, lo que hace perder habilidades y reflejos en el volante.
La edad de las víctimas también muestra cierta tendencia inequívocas, seis de los ocho fallecidos por manejar bajo la influencia del alcohol tenían menos de 30 años.
Velocidad, otro riesgo
La velocidad mata más allá de que se haya bebido o no. De los 31 muertos en accidentes de tránsito en la ciudad, 21 circulaban a alta velocidad.
La poca conciencia sobre el uso del casco también se refleja en estos datos, 11 de los fallecidos durante estos primeros ocho meses del año eran motociclistas que no lo llevaban puesto el casco.
Además, este grupo se sigue presentando como el más susceptible de sufrir accidentes. Las estadísticas desde 2011 que maneja la Municipalidad muestran que el 48% de las muertes corresponden a conductores de motocicletas. Este año, 15 de las muertes, casi la mitad, corresponden a personas que se movilizaban en este tipo de vehículos.
El año pasado el porcentaje era similar: de los 26 fallecidos en accidentes viales hasta fines de agosto, 12 eran motociclistas.
Una última mención se refiere a los lugares donde se producen los accidentes mortales, y que posicionan a las avenidas principales como los lugares más peligrosos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Erik Larsen
Erik Larsen · Hace 25 días

Un motociclista tiene el derecho a decidir si quiere o no usar casco. Si se rompe la cabeza, es SU cabeza, y por ende SU problema. Por supuesto que ningún hospital debería arreglarle GRATIS la cabeza en caso de rompérsela. El problema de la seguridad es que mueran o se accidenten personas INOCENTES. Y el control del casco o el cinturón no sirve en absoluto a ese fin. En tanto el estado se avoque a castigar conductas QUE NO DAÑAN A TERCEROS, las conductas que SÍ DAÑAN A TERCEROS se van a multiplicar por las nubes. Así estamos.

Luis Alberto Decima
Luis Alberto Decima · Hace 25 días

La politica municipal y provincial no esta acorde al nivel de contravenciones que los motociclistas cometen. No olvidar que cada accidente , ademas del dolor a la familia , tambien genera un gasto al Estado.De una vez por todas se deberia implementar seria , inflexible y de cumplimientos a las normas que , de hecho existen.

Re KennethU
Re KennethU · Hace 25 días

El aumento de muertes en accidentes no es tan menor. Según las cifras que presentan son cinco personas más, sobre un total del año pasado de 26, eso da casi un 20% de aumento. Claro que si lo comparamos con los aumentos de precios es poca cosa.

Se está leyendo ahora