¿Qué harías por ayudar a un amigo? Lucía Ramos (26) tiene un amigo en dificultades económicas y ofrece su trabajo a muy bajo precio para aliviarlo desde una publicación en su muro de Facebook, Lu Ramos Frías. Ella se propone hacer minisesiones de fotos familiares a $500, cuando en el mercado esta tarea se cotiza entre 1.500 y 3.000 pesos.
Lucía conoció a Diego Molina (41) hace ocho años en un terciario salteño donde ella estudió gastronomía. Él es chef profesional y trabajaba en esa institución como profesor. Concluido el curso, alumna y docente quedaron amigos y siguieron en contacto incluso cuando él se fue a vivir a Santa Cruz de la Sierra (Bolivia). Allí formó una familia con Alejandra Moreno (26).
El 29 de febrero pasado, a las 23.15 y mediante una cesárea de urgencia, llegó al mundo Tomás. La pareja esperaba a su hijo para el 15 de abril, pero una infección bacteriana del líquido amniótico, denominada corioamnionitis, llevó a los médicos a realizarle a la madre primeriza una intervención quirúrgica de urgencia.
El bebé y la mamá debieron quedar internados. Alejandra fue operada de una peritonitis. Luego, por una distensión de su abdomen derivada de la misma infección y superó una neumonitis, además de episodios de alergia. Permaneció tres días internada a razón de US$ 400 por día. Nueve médicos intervinieron en su tratamiento. Alejandra ya está de alta, pero el bebé continúa en incubadora en la clínica privada Niño Jesús. Ya resistió a una infección pulmonar y de abdomen. Como en Bolivia la medicina es privada, el bebé fue alimentado durante 14 días con nutrición parenteral, un preparado especial que tiene un costo de US$ 700 por jornada.

Mejoras

Tomás está evolucionando favorablemente y ya toma leche, primero lo hacía a través de una sonda y ahora en mamadera. El tiempo de internación de Tomás es incierto porque debe superar los dos kilos de peso y se encuentra en un kilo y medio. Hasta ahora llevan invertidos en su atención US$ 11.000. Alejandra está desempleada y Diego ya pidió préstamos, derivó por entero sus salarios de estos meses y recibió también dinero que le van donando y prestando para costear los gastos médicos y de internación.
La situación crediticia y financiera de Diego y Alejandra está en el límite y Lucía no puede permanecer indiferente ante este sufrimiento. Por ello, se propuso realizar minisesiones de fotos para recaudar dinero y enviarlo a Bolivia.
Lucía Ramos FOTÓGRAFA "Retrato fotos de mamás, niños, bebés, familias, partos y matrimonios"
"La idea es realizar las sesiones en la locación que la gente elija. Puedo retratar a embarazadas, nacimientos, bebés, niños y familias. Mi trabajo tendrá un costo de $500 y entregaré las fotografías en formato digital", detalló.

Una pasión

Lucía Ramos trabaja en la revista Salta Bebé, una publicación mensual de alta calidad fotográfica y periodística, especializada en maternidad y embarazo. También colabora con una productora y tiene un emprendimiento propio.
"Me emociona retratar el amor y dejar recuerdos en las personas. La fotografía me da la posibilidad de entregar recuerdos que no se borran a través del tiempo, sino que, al contrario, cada vez toman más fuerza y por eso creo que tienen un valor incalculable. Entonces dejar esos recuerdos en el archivo patrimonial de cada familia es una gran responsabilidad. Por eso en cada trabajo dejo lo mejor de mí", relata a El Tribuno. Los interesados pueden contactarla al correo luciaramosfotografias @hotmail.com. Ella agradece por anticipado: "Desde ya mil gracia y les agradecería también si pudieran compartir esta publicación así muchas personas pueden verla y ayudarnos, si es que lo desean. Confío en que hay muchas lindas personas que se van a sumar porque como dice el dicho: "Hoy por ti, mañana por mí''". Luego se despide hablando de Diego.
"Él tiene un corazón enorme porque siempre estuvo ahí para mí y es un ser generoso y con mucho amor para dar. Él se merece ser feliz con la familia que siempre soñó formar", dice, y todos sabemos de qué habla porque más de una vez -como ella- compartimos ese sentimiento por "el ser que la vida no explica y el espejo de mi alma multiplica", tan sabiamente descripto por el músico y poeta Vinícius de Moraes en su "Soneto del amigo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora