La Justicia condenó a dos hombres que manejaban un almacén en el que vendían quesos y huevos, pero con el que ocultaban su actividad más lucrativa: la venta de cocaína.
Juan Pablo Herrera, de 58 años, deberá purgar una pena de 5 años de prisión y pagar una multa luego de ser encontrado culpable de vender droga detrás del almacén. En un proceso abreviado, la jueza María Victoria Montoya, vocal de la Sala II del Tribunal de Juicio, declaró a Herrera reincidente por segunda vez y por ello ordenó que continúe alojado en la cárcel de villa Las Rosas.
En el mismo fallo, la magistrada condenó a Fredy Julio Suárez Mercado, de 44 años, a la pena de cuatro años de prisión (que los cumplirá en forma domiciliaria) y multa por el mismo delito que Herrera.
La investigación policial que derivó en la detención de ambos se inició con una denuncia anónima en febrero de 2014, acerca de que en barrio 20 de Junio "un tal Fredy" vendía pasta base en un almacén.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora