Ante la escasez de alimentos, niños, jóvenes, adultos y abuelos buscan comida en las calles de Guarenas. Una familia de cinco miembros necesita 18 salarios mínimos para comprar una canasta básica. Las redes sociales, casi a diario, muestran la cruda realidad que viven los venezolanos por la falta de alimentos y medicamentos.
En unas imágenes que circularon en las últimas horas se puede observar a un grupo de personas que revuelven la basura en busca de comida. En un video que fue filmado en las calles de la ciudad de Guarenas, dos señores grandes recogen desperdicios que tira la gente en cualquier rincón de la ciudad y de los basurales.
Días atrás, se filtraron filmaciones de tres cámaras de seguridad de una panadería que fue saqueada en Venezuela por decenas de ciudadanos desesperados ante la crisis económica. Además, los supermercados están siendo saqueados todos los días.
La inseguridad alimentaria se agudiza con la disminución de la capacidad de compra de los trabajadores debido a la elevada inflación. La afirmación parte de los cálculos del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros correspondientes a junio.
Es muy pequeño el porcentaje de la población que puede pagar ese monto por la canasta básica.
Cifras de la consultora Econométrica muestran que la capacidad de compra de un salario mínimo integral de julio de 2016 es casi un tercio de la que tenía en julio de 2007: "ha experimentado una caída del 75% en 9 años", señaló Henkel García, director de la firma.
La reducción del poder adquisitivo ha incrementado la situación de hambre. Que la anemia registre un aumento desde el 3% (promedio) al 9% en las zonas urbanas y 27% en las áreas rurales es un problema muy grave, en particular para niños.
La escasez de productos básicos desencadenó conflictividad social y violencia alimentaria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


tiziano  ferio
tiziano ferio · Hace 3 meses

el nuevo orden mundial quiere instalar eso en todo el planeta, una clase rica, poderosa y dominante y otra clase empobrecida, sumisa, esclava y hambrienta,

sergio jesus  carrizo
sergio jesus carrizo · Hace 3 meses

Y por acá ya también


Se está leyendo ahora