El alcalde del municipio Mario Briceño Iragorry, del estado Aragua, Delson Guarate, fue detenido ayer por efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).
Minutos antes, Guarate denunció en su cuenta de Twitter que lo estaban a punto de trasladar a la sede del SEBIN en Aragua. "Responsabilizamos a Tareck El Aissami y Nicolás Maduro por la vida del alcalde, quien fue llevado de manera arbitraria por efectivos del SEBIN", tuitearon allegados al político opositor.
El jueves, el ex candidato presidencial venezolano Henrique Capriles denunció la detención de otros dos alcaldes opositores del estado de Guárico (centro) por los servicios de inteligencia venezolano, aprehensiones que se suman a una lista de opositores detenidos en esta semana. Los alcaldes Orlando Hernández, del municipio Mellado; y Pedro Loreto, del municipio Leonardo Infante, ambos del estado Guárico, fueron detenidos en la madrugada del jueves, indicó el también gobernador del estado de Miranda (centro) en una entrevista con la emisora local Circuito Éxitos. El opositor sostiene que el gobierno de Nicolás Maduro "le tiene miedo al pueblo", en referencia a la marcha opositora que se llevó a cabo en la capital de Venezuela. El gobierno venezolano viene denunciando supuestos planes golpistas y en la última semana se han practicado varios allanamientos y detenciones, que los opositores tachan de ser una "persecución política".
El partido Primero Justicia (PJ) denunció el miércoles la detención de 11 de sus militantes que se dirigían desde el estado de Anzoátegui (este) para asistir a la marcha del jueves, y que fueron detenidos por la Guardia Nacional Bolivariana.
También fueron detenidos los dirigentes opositores Yon Goicoechea y Carlos Melo por la supuesta posesión de material explosivo y se emitió una orden de aprehensión contra el diputado al Consejo Legislativo del estado de Zulia (oeste), Léster Toledo, señalado de "financiamiento del terrorismo" y "asociación para delinquir".
El propio Maduro aseguró en la semana que los cuerpos de seguridad del Estado iniciaron la búsqueda de varios dirigentes opositores para capturarlos por estar supuestamente implicados en planes violentos y desestabilizadores contra el Gobierno.

Periodistas, también

El gobierno venezolano dijo ayer que los corresponsales extranjeros no pueden pretender entrar al país como "cowboys" sin cumplir con los requisitos migratorios, después de que reporteros de varios medios internacionales que iban a cubrir una gran marcha opositora no fueran admitidos en el país. "Los medios de comunicación que cumplan con las normas serán bienvenidos a nuestro país (...). No pueden venir a Venezuela como unos cowboys, como si están llegando al lejano oriente, oeste, a querer trabajar en nuestro país sin respetar las normas migratorias", dijo la canciller Delcy Rodríguez.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 3 meses

Y después dicen los "democráticos de Bolivia, Ecuador y Brasil" que en Venezuela hay democracia, libertad y respeto por la ley.


Se está leyendo ahora