Reclusos del centro de detenidos Alayón de Maracay, en Venezuela, detonaron en el patio de la cárcel dos artefactos explosivos.
La Fiscalía General inició las investigaciones pertinentes para dar con los responsables.
El motín dejó un saldo de 5 muertos y más de 30 heridos, en un centro de detenidos de la ciudad centro costera de Maracay, estado de Aragua.
Según informaron las autoridades, en el centro de detenidos Alayón de Maracay se registró una situación irregular el miércoles a la noche cuando un grupo de reclusos detonó en el patio de la cárcel dos artefactos explosivos.
El hospital de Maracay colapsó por la cantidad de prisioneros heridos.
La mayoría de las cárceles venezolanas son controladas por bandas de reclusos que poseen potentes armas, municiones y granadas que ingresan a los centros penitenciarios gracias a la complicidad y la corrupción de funcionarios civiles y militares.
En el país funciona una treintena de cárceles que fueron diseñadas para unos 16.000 presos, pero la población penal alcanza a cerca de 50.000 personas, según estimaciones de la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora