La posibilidad de un levantamiento militar 'está en el ambiente' en Venezuela, donde la oposición impulsa un referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro en medio de una aguda crisis socioeconómica, estimó este viernes el dirigente opositor Henrique Capriles, en entrevista con la BBC.
Según Capriles, excandidato presidencial, la fuerza armada venezolana se encuentra 'dividida' entre una 'cúpula militar corrupta' y el resto de los militares, afectados 'por la peor crisis económica de nuestra historia'.
'Esa cúpula obviamente va a defender a Maduro, porque la caída de Maduro es la caída de ellos también', consideró. 'No quiero decir si tiene altas o pocas posibilidades' un alzamiento militar, 'pero está en el ambiente', afirmó. 'Nosotros no lo queremos. Si nosotros quisiéramos un levantamiento militar, no estaríamos exigiendo un revocatorio', apuntó.
Esta semana, Capriles, principal promotor del referendo revocatorio, emplazó a la fuerza armada a decidir si está 'con la Constitución o con Maduro', al hacer un llamado a desconocer un estado de excepción decretado por el gobernante. El estado de excepción, dictado inicialmente por 60 días y que fue rechazado por el parlamento pero avalado por el Tribunal Supremo de Justicia, concede poderes especiales a los militares y otras fuerzas de seguridad, incluso a grupos civiles, para mantener el orden interno y defender al país de agresiones externas.
También permite tomar el control de las fuentes de bienes primarios y de energía para enfrentar la escasez. 'Si Maduro ordena a la fuerza armada tomar una fábrica por la fuerza, la fuerza armada va a tener que tomar la decisión de si se van con Maduro o le dicen: Nosotros no vamos a acatar órdenes que estén al margen de la Constitución', comentó Capriles.
Al referirse a la realización de un revocatorio, para el cual la oposición consignó ya 1,8 millones de firmas que lo solicitan, Capriles sostuvo que 'va a llegar un momento en que para Maduro será inevitable, con toda la comunidad internacional, con todo el país pidiéndolo'.
'Trancar la vía democrática es echarle gasolina al fuego', sostuvo. La oposición venezolana presiona desde hace semanas para que el referendo sea convocado este año, lo que permitiría realizar nuevas elecciones presidenciales en caso de que Maduro pierda la consulta.
Si el referendo se celebra después del 10 de enero de 2017, cuando se cumplen cuatro años del mandato, y Maduro pierde, el vicepresidente quedaría encargado para completar los dos años restantes de periodo. Los líderes del oficialismo han repetido en días recientes que la solicitud de revocatorio fue hecha tardíamente y que por ello no podrá organizarse antes del próximo año.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora