"Hace rato que están buscando. Ves a las chicas que van y vienen y un día aparecen con la mamá para comprar. El gasto promedio es de $1.000 y solo para la egresada. Las mamás lo resuelven de otra manera. Si ya tienen un pantalón negro, se compran una remera con brillos o un saco especial que no supera los $500", expresó Esther, de un local especializado en ropa de fiesta ubicado sobre la peatonal Florida. La encargada de este salón confirmó que el grueso de las ventas se concreta los jueves, viernes y sábados con tarjeta de crédito.
"Tenemos suerte en estos días porque vinieron muchas chicas de Jujuy que hacen sus compras en Salta, para la Cena Blanca, que es una tradición allá", concluyó Esther en su diálogo con El Tribuno.
"Un vestido largo -si no es de diseñador- puede salir $1.500 y no más. La verdad es que las chicas ya comenzaron a comprar el mes pasado. La primera tanda que traje ya la vendí toda. Ahora espero una segunda partida, que se vende en dos semanas y listo, porque las cenas de egresados se dan desde el 23 de noviembre y a la primera quincena de diciembre", detalló Alejandra, encargada de un local ubicado en una galería del centro de la ciudad de Salta.
"Las mamás se relegan un poco y prefieren gastar en las chicas. Además lo resuelven de una forma más tranquila. En cuanto a los pagos, el 95 por ciento se hace con tarjetas de crédito", explicó Alejandra.
Un par de zapatos de fiesta con taco y plataforma tiene un costo de $790 y puede ascender hasta $1.900.

Sin maquillaje ni peluquería
Este vistazo de El Tribuno sobre el presupuesto para la cena de egresados no incluyó peluquería ni maquillaje, que puede elevar aún más los costos. Esta parte del arreglo necesario para ir a la cena de egresados muchas veces queda en manos de madres, tías o amigas.
egresados33.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora