Verónica María Moncho Lobo (37) se mudó a los 15 años con su familia a Connecticut (Estados Unidos). Estudió la licenciatura en Diseño de Moda en la prestigiosa Parsons School of Design de Nueva York, de donde egresó en 2001. Después de formar parte de los equipos de Donna Karan y Catherine Malandrino, se trasladó a Milán donde trabajó para VGrantham (indumentaria masculina) y como parte del departamento creativo de la marca de accesorios de lujo Zagliani, especializada en pieles exóticas. Verónica, junto con su hermano Fernando, lanzaron su línea homónima en Londres, en febrero de 2008. Verónica Moncho Lobo es una línea prˆt-...-porter de estilo moderno con cortes clásicos, se trata de piezas atemporales. La marca fue distribuida en distintas ciudades del mundo incluyendo Londres y otras localidades de Inglaterra, Irlanda, Nueva York, Panamá, Estambul, Arabia Saudita, Qatar y Filipinas. En marzo de 2011, abrió su boutique en el barrio de Belgravia de Londres en la Elizabeth Street, junto a diseñadores británicos de renombre como Erikson Beamon, Jenny Packham y Philip Treacy. En 2014 se instaló en Salta. A principios de 2015 Verónica, junto con su marido italiano, Walter Talotta (41), lanzan la línea Tanabata para bebés y niños. La fuente de inspiración fue su primogénito Máximo Fernando.
¿Qué significa Tanabata para vos y qué relación tiene con tu regreso a Salta?
Tanabata es un proyecto deseado desde hace mucho tiempo, desde que supe que sería mamá por primera vez. Regresar a mi ciudad fue una gran inspiración. Vivir de nuevo en Salta ha sido un ancla a tierra que me ha llegado al corazón de una manera profunda. Mi ciudad que ha crecido enormemente y hoy la descubro desde otra perspectiva, ya mujer grande, esposa y madre, ha despertado un gran interés por mi comunidad y sus niños.
Tenés un proyecto para ellos...
Sí. La idea es recaudar fondos con las ventas de Tanabata y que se puedan invertir en los niños salteños, ya sea en comedores, hospitales, escuelas. Por cada prenda vendida ayudaremos a un niño a cumplir su sueño. Cada niño recibirá su estrella. De ahí nace: "Tanabata, una estrella, un deseo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 10 meses

Muy bueno, y dónde está esta Señora. Porque si uno no la encuentra no le puede comprar.


Se está leyendo ahora