Vicky, una perra de la Policía de Salta, tuvo el domingo un desempeño sobresaliente en el cumplimiento de su deber. Con su olfato y gracias al entrenamiento de sus superiores, salvó la vida a un hombre de 80 años que llevaba tres días perdido en la intemperie, atascado en una zanja y con preocupantes signos de deshidratación e hipotermia.
Algunas horas más podrían haber sido catastróficas para la suerte del anciano, pero Vicky llegó justo a tiempo y salvó su vida, luego de tres días de intensos rastrillajes en las inmediaciones de Metán. Es una historia con final feliz, que involucra al mejor amigo del hombre y al esfuerzo de muchas voluntades enfocadas en el mismo objetivo: salvar vidas.
Todo empezó el viernes último, cuando una mujer llegó desesperada a una comisaría de Metán. Su padre de 80 años, Roque Guanuco, había abandonado su casa de manera imprevista, probablemente a causa del Alzheimer, enfermedad que sufre el jubilado metanense. El comisario Gustavo López movilizó a toda la regional 3, en coordinación con la Brigada de Búsqueda y Rescate de Metán y los Bomberos Voluntarios de la localidad. La División Canes de la Policía de Salta hizo también su aporte y se conformó un equipo de unas 30 personas que se pusieron de inmediato manos a la obra.
Don Roque ya había pasado dos noches extraviado en el monte, pero el comisario y los rescatistas no bajaron la guardia. El diario Metán es Noticia describe detalles del rescate. Machete en mano, dos oficiales se internaron por los montes de las fincas cercanas a Metán Viejo. Cortando espinas de churqui y garabato se hacían paso siguiendo el instinto de Vicky que empezó a "llantiar" cuando dio con el rastro. El sargento ayudante Carlos Aguilar y el sargento Diego Montenegro, de la División Canes, entendieron que Vicky había dado con una pista concreta.
Aunque el rastro no era fresco, Vicky daba señales de certeza a los oficiales que seguían sus pasos, cada vez más confiados en la seguridad que trasmitía el animal.
Dieron con Don Roque cerca del mediodía del domingo. La perra ladraba como adivinando que había cumplido con su trabajo. Los oficiales dieron de inmediato la alarma y los rescatistas se concentraron en las inmediaciones para concretar el rescate.
El diario Metán es Noticia consigna que Don Roque se encontraba en "un zanjón de gran profundidad entre medio de la maleza" y que "cuando llegaron hasta él, lo primero que pidió fue agua". Tenía lastimaduras, raspones en sus brazos y en otras partes del cuerpo. Se especula con que el jubilado habría caído en el zanjón del que no podía salir.
El rescate, a 5 kilómetros al sur oeste en Metán Viejo, se completó con un rápido traslado en un móvil policial que lo llevó al hospital local. Posteriormente, fue derivado a una clínica privada, con el diagnóstico de deshidratación severa, hipertensión, heridas leves y palidez en su piel. Afortunadamente, don Roque se encuentra fuera de peligro. La familia del jubilado, seguramente, nunca olvidará la tarea de esa perra que salvo la vida del metanense.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ulises beppo
ulises beppo · Hace 11 meses

género muchachos. si es perro es héroe. si es perra, heroína. Ya sé: el editor es un genio y quiso hacer la gran mascherano, pero no le salió. ahora el que quedó como un burro fue él-