En un video estremecedor captado por las cámaras de seguridad de una estación de servicio y reproducido por la prensa brasileña, se ve cómo Gerson Ferreira de Lima, de 34 años, y su amigo caminan tranquilamente por el exterior del área de servicio con las dos cervezas que acababan de comprar.
Es entonces cuando dos agresores armados con un bate se lanzan sobre ellos y, sin intercambiar palabra, le asestan un puñetazo al hincha con la camisa del Santos, tirándolo al suelo, antes de darle dos golpes con el madero cuando trataba de huir. Segundos después los atacantes propinan un fuerte batazo en la cabeza de Ferreira, que cae desplomado.
El taxista, que llevaba una camisa negra lisa, fue internado inmediatamente en la unidad de cuidados intensivos de un hospital de Sao Paulo.
Después de tres días internado, Ferreira no pudo superar las heridas y falleció. La otra víctima sufrió heridas leves y ya recibió el alta.
Embed
La policía investiga ahora si el ataque derivó de una lucha entre barrasbravas, ya que una de los agredidos llevaba una camisa del Santos y uno de los agresores portaba una verde, el color del Palmeiras, otro de los clubes más populares de Sao Paulo.
"Todavía precisamos confirmar si fue una lucha de hinchadas organizadas", afirmó Regina Celia Issi, la delegada del 62º distrito policial de Sao Paulo, en declaraciones a la web de información de la red Globo G1.
Una de las hipótesis apunta a que el brutal ataque pudo ser una venganza de la "torcida organizada" (como se conoce en Brasil a las barrasbravas) del Palmeiras por el asesinato en abril de un hincha radical del equipo a manos de seguidores violentos del Santos.
La violencia entre las "torcidas organizadas" de este país que vive el fútbol como una religión sigue siendo una lacra que cada vez aleja a más hinchas de los estadios.
La temporada pasada, en la que Brasil albergó el campeonato del Mundo, apenas una media de 16.557 espectadores acudieron a presenciar los partidos de primera división, unas cifras que dejan al país por detrás de ligas mucho más jóvenes como la de Estados Unidos, China o Japón.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


daniel cruz
daniel cruz · Hace 12 meses

traicioneros estos maricones, mano a mano no se la aguantaban.


Se está leyendo ahora