El chofer de la línea 39 que detuvo la marcha del colectivo que conducía para asistir, junto a un grupo de efectivos de la policía, a una mujer que comenzó con trabajo de parto en pleno viaje, publicó en su perfil de Facebook un conmovedor video que registra el momento del nacimiento del bebé, tras el cual puede verse al niño sostenido en alto por un oficial que le dice "¡Te felicito, mami, es hermoso tu bebé!".
El conductor estaba al mando del interno 97 de la línea 39, Christian Luna Garcilazo, publicó en su perfil de la red social una serie de tres videos que dan cuenta de la inusual situación que le tocó vivir a bordo de la unidad, bajo el título "Ke bendición".
"Esto me pasó recién en mi trabajo: una pasajera dio a luz, ke bendición", escribió este chofer que lleva sólo dos meses trabajando en la línea, según confirmaron en la empresa. "Esto me pasó recién en mi trabajo: una pasajera dio a luz, ke bendición", escribió este chofer que lleva sólo dos meses trabajando en la línea, según confirmaron en la empresa.
En la primera de las cintas se puede ver el final feliz de la historia: cuando la madre ya tiene entre sus brazos a su bebé de mas de tres kilos, aún sin higienizar y acurrucado contra su pecho.
La mujer está atravesada entre dos asientos y sonríe satisfecha a cámara mientras toma un vaso de agua que le acerca uno de los cinco policías que la asistieron en el parto y que aún mantiene una de sus manos enfundada en el guantes de látex que utilizó para ayudarla a dar a luz.
"El chofer se llama Christian, ¿eh?", se escucha que le dice la voz de alguien detrás de cámara, y la madre sonríe ante lo que parece ser una sugerencia de nombre para el recién nacido. "El chofer se llama Christian, ¿eh?", se escucha que le dice la voz de alguien detrás de cámara, y la madre sonríe ante lo que parece ser una sugerencia de nombre para el recién nacido.
Mientras tanto, la gente que pasa por la vereda, aletarga su paso y mira, curiosa, al interior del colectivo estacionado en Avenida de Mayo y Santiago del Estero, en el barrio porteño de Monserrat.
"Tremendo, nunca me pasó esto en en mi trabajo", dice el chofer en otro estado que también alude al episodio, pero esta vez con fotos.
En un segundo video se puede ver cuando ya se hacen cargo de la situación los médicos emergentólogos del SAME, que sacan a la madre en una silla de ruedas para trasladarla en una ambulancia a un centro asistencial.
Embed
Pero el más movilizador de los videos es el último, donde quedó registrado el clímax de la situación: la mujer recostada, se ven sus manos intentando aferrase de alguna manija o reborde para hacer fuerza, mientras grita ante cada contracción y la abuela del bebé le da ánimos diciéndole: "Va a salir todo bien".
En tanto, los policías la asisten de distintas maneras: mientras uno le da instrucciones sobre cómo respirar, otro le ofrece su brazo para que se agarre y un tercero le dice "¡Dale que ya está tu bebé!".
"¡Te felicito, mami, es hermoso tu bebé! ¡Un varoncito hermoso tenés, te felicito!", es la frase con la que uno de los policías le anuncia a la madre que el parto terminó exitosamente.
Cuando se retira de la situación, la cámara toma a un policía que contempla de lejos la situación y, al ser sorprendido, hace un resoplido de alivio que resume, en un solo gesto, lo ocurrido.
Embed
Christian Ariel Luna Garcilazo es nuevo en la empresa. Sólo tiene dos meses como chofer en la línea 39, la que le rinde homenaje a Carlitos Balá, o que para Navidad algunos conductores van vestidos como Papá Noel. Pero nunca pudo pensar que en la avenida de Mayo y Santiago del Estero iba a sumar a estas curiosidades ser partícipe de un parto. "Estoy feliz", fue lo primero que dijo Christian.
"Venía de la segunda vuelta y justo paré en avenida de Mayo y Santiago del Estero. Ahí se levantó una señora y me dijo: Chofer mi hija rompió bolsa ... Yo pensé que había roto una bolsa de agua o algo así, y cuando miré para atrás vi un charco de líquido amniótico".
Embed
Christian sólo atinó a levantarse y caminar hacia ella. "La chica gritaba y me dice: Disculpe creo que me estoy haciendo encima, y yo le dije: No. Estas por tener tu hijo, y ahí comenzó a salir sangre y yo miraba para todos lados para ver si veía a algún policía y cuando miré para el costado, vi a dos, los llamé y me preguntaron si quería atender yo el trabajo de parto y les dije que no, que el bebé ya estaba saliendo, entonces empezaron ellos a atender a la chica".
Luna dijo que los policías le pidieron que los filme por una disposición que tienen y afirmó que a los conductores les indican que cuando hay sucesos así arriba de la unidad y ante la presencia policial, ellos deben mantenerse ajenos.
"La chica gritaba, la gente se asomaba y filmaba porque pensaba que la estaban violando, pero cuando vieron que fui a buscar agua para darle a ella y lavar al bebe nos dejaron tranquilos".
Embed
Tras el nacimiento, el chofer dijo que llevó en el colectivo a la parturienta y a su hijo hasta una clínica cercana, donde fue atendida. Aunque es padre, nunca había presenciado un parto. "Para mi fue algo impresionante ... Mi mujer siempre me decía que fuera al parto de la nena y yo me negué por pensaba que me iba a desmayar. Hoy me temblaba todo por los nervios. Ya me ha pasado de todo en un colectivo. Hace 18 años que soy colectivero. Me han robado, a mí, a los pasajeros ... Pero esto, nunca. Escuchar el llanto de la criatura, los gritos de la madre, es algo lindo, hermoso. Es una bendición traer una vida al mundo".
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia