Se los ve discutir. Por momentos tranquilos. De a ratos, acalorados. Van y vienen por la misma vereda de Isidro Casanova donde, poco después, los dos agentes de la Policía Federal caerían baleados por un teniente de la Bonaerense con el que mantenían una vieja disputa.
La escena, que terminó con el doble crimen de los policías federales, ocurrió en la noche del jueves pasado y quedó grabada por una cámara de seguridad.
Las imágenes -difundidas por Crónica TV- muestran a Marcos Fernández, teniente de la Policía Bonaerense, discutiendo con sus colegas Juan Carlos González (40) y Andrés Oxance (33), de la Federal.
Los tres se cruzan en la vereda de la panadería de Oxance, ubicada en Cristianía al 1800. Parece una discusión normal, incluso se ve cuando uno de los policías de la Federal intenta tranquilizar a Fernández y lo aleja de su compañero.
Embed
Nada hace sospechar el trágico final, cuando Fernández saca su arma y dispara: primero cae Oxance y su amigo González unos segundos después.
Según se puede ver en las imágenes, ninguno de los dos policías de la Federal llegó a sacar su arma. El agresor los tomó por sorpresa. La filmación contradice la versión que el teniente dio ante el fiscal Jorge Yametti: reconoció haber sido el autor de los asesinatos pero alegó que lo hizo "para defenderse porque González y Oxance intentaron matarlo". Según se puede ver en las imágenes, ninguno de los dos policías de la Federal llegó a sacar su arma. El agresor los tomó por sorpresa. La filmación contradice la versión que el teniente dio ante el fiscal Jorge Yametti: reconoció haber sido el autor de los asesinatos pero alegó que lo hizo "para defenderse porque González y Oxance intentaron matarlo".
Las cámaras muestran también que, antes de escapar, Fernández pasa junto al cuerpo de González y lo patea, tal como había contado la viuda de una de las víctimas.
Según se informó, la disputa había comenzado dos años atrás, cuando Fernández chocó con su auto al que conducía la novia del hermano de González. A partir de ahí, según el relato del hermano de Juan Carlos González, el policía de la Bonaerense se obsesionó con él. Aparecía en el lubricentro de su familia, lo insultaba y lo amenazaba, según detalla Clarín.
La pelea fue creciendo, hasta que hace un mes y medio Fernández interceptó en la calle a Gastón González (hermano de uno de los policías asesinados), lo golpeó y terminó en un hospital.
Tras este episodio, el 10 de septiembre, el oficial González y dos amigos (uno de ellos agente de la Metropolitana) fueron a la casa de Fernández y lo increparon. Se pelearon y se amenazaron con sus armas, pero lo vecinos llamaron a la Policía y todos fueron detenidos. No volvieron a verse, hasta el jueves pasado, cuando la pelea terminó con los dos agentes asesinados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 1 mes

un ASESINATO ANUNCIADO..........QUE HICIERON SUS RESPECTIVAS UNIDADES....LAS FISCALIAS......LAS AMENAZAS VERBALES.....'??????


Se está leyendo ahora