Un joven fue multado por exceso de velocidad en Texas, Estados Unidos, y, como consideró que no merecía la infracción, decidió pagar la deuda con 22 mil monedas de un centavo.
Según Brett Sanders, la infracción de 222,60 dólares fue injusta y representaba una extorsión. Es por eso decidió juntar 22 mil monedas de un centavo para llevar adelante su "venganza".
Llegó a la oficina de tránsito con dos baldes repletos de centavos y los tiró sobre el mostrador. Los empleados tardaron tres horas en contar y empacarlas todas. El video ya cosechó casi 2 millones de reproducciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora