En la isla mexicana de Guadalupe, un grupo de turistas se llevó milagrosamente sólo un susto cuando un peligroso tiburón blanco asesino les rompió la jaula de seguridad usada para bucear cerca de estos poderosos animales. Milagrosamente no hubo ni siquiera heridos

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora