Los reclusos intentaron llamar la atención de otros guardias golpeando las paredes y gritando, pero la ayuda no llegó nunca, entonces tomaron la determinación de abrir la puerta. Forzaron la cerradura e inmediatamente auxiliaron al custodio de la cárcel federal hasta que personal de seguridad llegó a la zona.
Nick Kelton, uno de los internos que salvó al policía, al ser cuestionado sobre por qué corrieron semejante riesgo, respondió: "El es un buen hombre". Nick Kelton, uno de los internos que salvó al policía, al ser cuestionado sobre por qué corrieron semejante riesgo, respondió: "El es un buen hombre".
Kelton agregó: "Nos preocupaba que los otros guardias llegaran con armas en la mano sobre nosotros", y agregó: "Nunca pasó por mi mente no ayudarlo. Si se cayó, tenía que hacerlo".
De no ser por los internos, nadie se hubiera dado cuenta del padecimiento del guardia, los paramédicos llegaron a tiempo y el celador se encuentra fuera de peligro, indica el sitio mimorelia.com.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora