Es una imagen casi surrealista. En medio de un colectivo, entre los pasajeros, viaja también un ataúd camino hacia su sepultura final. Ocurrió en Alderetes, Tucumán, después de que el coche de la empresa funeraria se quedara en la ruta y los familiares tuviera que buscar un vehículo alternativo.
Un chofer de la línea 142 -interno 34-, se solidarizó con la situación y dejó que subieran el féretro al colectivo por la puerta trasera y lo apoyaran en el pasillo, mientras algunos pasajeros protestaban y otros lo aplaudían por su actitud, como se puede ver en los vidos. "Dios lo va ayudar, chofer", se escucha decir a una mujer.
Embed
En las imágenes se ve a los familiares y amigos de Héctor Jiménez, el hombre fallecido, cuestionar a la empresa que prestó el servicio fúnebre.
Embed
Teresa Brandán Martínez, prima del hombre, fue quien compartió los videos en Facebook. "Esto se vivió ayer (por el lunes) en el acompañamiento de mi primo. Qué empresa de mierda pagar para que lo dejen tirado en la ruta. Qué grande el chofer para dejarnos que lo llevemos en el colectivo. Ya vamos averiguar el nombre de la empresa para que se fijen bien qué van a pagar. Mi primo no se merecía eso, era una excelente persona", escribió en su cuenta de la red social.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora