Desde hace unos años la situación de los manteros -trabajadores de la calle o vendedores ambulantes- no termina de resolverse en Salta. Sin un lugar donde instalarse de una buena vez, y teniendo en cuenta la apremiante situación laboral en el país, algunos vendedores prefieren correr el riesgo y salir a la calle. Ayer al mediodía uno de ellos fue interceptado por personal de la Subsecretaría de Control Comercial de la Municipalidad, en ese momento recibió el apoyo físico y moral de algunos colegas que se encontraban trabajando también en la vía pública. Policías de Salta, inspectores y vendedores ambulantes se cruzaron a golpes.
La denuncia la radicó una inspectora de la Subsecretaría de Control Comercial, según hizo constar en su denuncia, junto a tres inspectores del área y a bordo de un móvil, cerca de las 12 de ayer fueron designados para realizar un operativo de ordenanza municipal. Se dirigieron a la vía pública y mientras se desplazaban por calle Zuviría, luego de doblar por calle España, observaron sobre la vereda de la catedral un carro metálico con mantas polares que estaban en exhibición para la venta. Ante lo cual detuvieron el vehículo y se bajaron.
En el momento que los inspectores y efectivos de la Policía salteña se disponían a secuestrar la mercadería, más vendedores ambulantes empezaron a llegar al lugar. Los uniformados e inspectores se vieron rodeados, y tras un cruce de palabras e insultos se armó la gresca y empezaron a volar patadas y trompadas. El móvil policial terminó con uno de sus vidrios rotos, el chofer de la camioneta oficial intentó salir del lugar y una mujer que no quiso identificarse se agarró de la parte superior de la caja y fue arrastrada; al caer intentó sujetarse del paragolpe.
Uno de los efectivos que estaba en el lugar logró sujetar a la mujer y evitó que se golpeara aún más. El chofer sacó la camioneta mientras policías e inspectores intentaban defenderse. Según una fuente policial fueron amenazados por los vendedores: "Los vamos a hacer aca... ya los vamos a agarrar ... los vamos a matar, los conocemos a todos...", afirman que les dijeron. Una situación que se fue de las manos y la Policía no pudo controlar en pleno corazón de la ciudad de Salta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...