Una conocida comerciante del paraje Alto La Sierra, en pleno chaco salteño y en el límite con Paraguay, fue desvalijada de todo su dinero y otros bienes personales por dos desconocidos que ingresaron a su comercio a comprar bebidas alcohólicas.
Los asaltantes no solo robaron dinero, sino que se alzaron con las motocicletas de la propietaria, además de maniatarla y amenazarla de muerte en varios pasajes del asalto.
La brutalidad exhibida fue puesta de manifiesto por la víctima que se hallaba solamente acompañada de su pequeño hijo en el momento del delito.
El asalto se produjo cuando la encargada salió a atender a dos supuestos clientes, allí los sujetos sacaron a relucir armas de fuego con las cuales redujeron a la mujer identificada como Sabina Rada.
La comerciante se encontraba con un niño de corta edad, por lo que no atinó ni siquiera a moverse por temor a la reacción de los delincuentes.
Madre e hijo fueron atados y amenazados hasta que les dijeron donde guardaban el dinero que atesoraban, luego de lo cual los delincuentes se alzaron con dos motocicletas de 125 y otra de 110 cilindradas, una motosierra, una amoladora, un taladro y la suma de 33.000 pesos que la mujer tenía como producto de la venta de animales caprinos que había realizado horas antes.
Los asaltantes aún se encuentran prófugos y son buscados por la policía.

Zona sin control
Fuentes de la zona graficaron que el pueblo de Alto La Sierra es pequeño y todos en él se conocen. Pero es paso obligado para gente fronteriza que trafica diversos tipos de bienes.
Se supo que en la denuncia la víctima dijo desconocer a los delincuentes y que al parecer no eran de la zona, quizá del otro lado de la frontera, denunció.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora