Un remisero de la ciudad de Tartagal fue baleado y posteriormente herido de arma blanca por tres supuestos pasajeros, quienes finalmente le robaron el dinero, sus pertenencias y el automóvil. El trabajador del volante salvó su vida de milagro.
Jorge Amaya relató ayer a El Tribuno: "Casi ya había terminado el trabajo del día; me fui a mi casa les dejé una pizza para mis hijos y decidí ir a cargar gas: en el camino me hicieron parar tres muchachos jóvenes y me pidieron que los llevé hasta San Silvestre". Amaya siguió explicando: "Casi al llegar al lugar me piden que los lleve un poco más adelante que está Sachapera, en todo el camino hablaban de fútbol y otro cantaba, pero al llegar, el que iba atrás me puso la pistola en la cabeza y me pide que le entregue todo lo que tenía". Amaya aún con el temor encima aclaró que no había sospechado nada. "Parecían pasajeros de verdad, nunca me imaginé que me podía pasar esto", señaló.
"No tenía mucho dinero porque no había sido un día bueno, pero, ellos no creyeron y sentí dos veces "tac'' me di cuenta de que eran gatillazos. Levanté el brazo para atajarme y ahí me pegaron un tiro, caí al costado de la puerta y uno de ellos me pegó un puntazo en la costilla del lado derecho y escuché otros gatillazos... Gracias a Dios no salieron los disparos. Me tiraron a matar y me dejaron tirado, luego me ayudaron los vecinos", contó. Dijo que se llevaron todo lo que tenía, incluso el auto. "Hacía menos de un mes lo había comprado, era usado pero en muy buenas condiciones", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 6 meses

DESPUÉS CUANDO ESTÁN DETENIDOS NO HAY QUE MIRARLOS FUERTE PORQUE DENUNCIAN TORTURAS Y APREMIOS ....PARA ESTOS DELINCUENTES ESTÁN TODAS LAS GARANTÍAS DEL ESTADO, AHORA ME PREGUNTO SI ALGUNA DE ESAS GARANTÍAS ESTARÁ PRESENTE TAMBIÉN PARA EL DAMNIFICADO ??? POR SUPUESTO QUE NO, ESTARÁ AUSENTE COMO SIEMPRE... Y QUE SE LAS ARREGLE COMO PUEDA.... JUSTICIA DE MIERDA CON ESTOS FISCALES Y JUECES GARANTISTAS QUE LO ÚNICO QUE HACEN ES PROTEGER AL DELINCUENTE .....


Se está leyendo ahora