Todo surgió cuando varios yrigoyenses que viven hace muchos años en Mar del Plata se enteraron de la problemática que sufre la zona norte provincial por la epidemia del dengue.
Así fue que Yuli Córdoba inicio una cadena solidaria con sus amigos e hicieron llegar al hospital "Eva Perón" de esa localidad una importante cantidad de medicamentos, como dipirona, paracetamol, repelentes, entre otras cosas aptas para la patología.
Por su parte, los hermanos Amén, oriundos del departamento pero radicados en Buenos Aires, no dudaron en gestionar ante FeFaRA (Federación de Farmacias de la República Argentina) ayuda para el hospital. A través de su presidente, Manuel Agotegaray, hace unos días llegó una importante donación de medicamentos de primeras marcas.
"Recibimos miles de dosis de ibuprofeno, dipirona, paracetamol, amoxicilina, material descartable, entre otras cosas," contó agradecido el gerente, Enrique Medina, quien hace cuatro años se desempeña en ese cargo. "Emociona saber que la gente no se olvida de su pueblo", remarcó.
La gran cantidad de medicamentos que recibieron de sus conciudadanos superó ampliamente las expectativas de las autoridades de salud pública, por lo que decidieron compartirla con el hospital San Vicente de Paul de Orán.
Medina remarcó que recibieron de Cáritas Diocesana, 20 juegos de sábanas y frazadas para las camas de internación, mientras que la Cooperadora Asistencial de la Municipalidad aportó la dipirona necesaria cada vez que hubo faltante.
"El área de salud siempre tiene alguna necesidad. Las donaciones son siempre bienvenidas por nosotros", recalcó el profesional, quien tiene todo inventariado y documentado.
El hospital de Yrigoyen es de complejidad 2 y atiende una población de 12.600 personas, tanto de la localidad como de El Tabacal. Desde el 1 de noviembre del 2015 hasta ahora se confirmaron 74 casos de dengue por laboratorio y más de 140 de sospechosos febriles.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia


Carmelo José Crapanzano
Carmelo José Crapanzano · Hace 6 meses

El amor y la solidaridad son las herramientas más importantes que nos ayudarán a volver a SER.