Su nombre era Vladislav Golikov y todos los conocían por ser la estrella del coro luego de que un video suyo cantando una jota aragonesa se convirtiera en uno de los más vistos de YouTube.

El evento había lugar en febrero pasado, en uno de los últimos conciertos del coro del Ejército Rojo en la sala Tchaikovsky. Allí se puede ver a Golikov con su particular acento ruso interpretando una pieza española típica. La singularidad de su voz, la particularidad de su pronunciación, convirtieron esa canción en un nuevo éxito.

La música llevó a Golikov a varios lugares del mundo. Hace poco había estado en Caracas. Ahora, viajaba a Siria para celebrar las fiestas junto a los soldados que desde hace meses integran las filas rusas que combaten a los rebeldes en el país gobernado porBashar al-Assad cuando el avión en el que viajaba junto a otras 90 personas se estrelló en el Mar Negro. No hubo supervivientes.

"Era un ruiseñor, su voz queda en mi cabeza", dijo al diario El Mundo esta mañana Alexandra, una de sus compañeras.

El coro del Ejército Rojo fue creado en 1928 por Alexander Alexandrov con una misión clara: elevar la moral de las tropas. También como Alexandrov Ensemble, el grupo era una de las instituciones de la desaparecida Unión Soviética que se aún seguían de pie.

En total, son cerca de 400 sus integrantes; sin embargo, sólo una cuarta parte de ellos viajaban por el mundo. Tiene un repertorio de más de 2.000 canciones y brindó conciertos incluso en zonas como Afganistán, Yugoslavia, Tayikistán y Chechenia. Sus temas más populares incluyen el éxito de Queen "Show must go on".

El coro fue una pieza clave para Rusia durante la Segunda Guerra Mundial. Hasta el final del conflicto, brindó cerca de 1.500 conciertos; además su música se emitía por radio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...