Si bien las fracturas de muñeca, tibia y peroné no son causales de muerte, en personas de la tercera edad pueden terminar en una cirugía leve debido a la falta de visión, audición y coordinación de pies. En cambio, la fractura de cadera no solo ocasiona alteraciones en la vida del adulto mayor sino también de la familia.
La operación de cadera dura entre 2 y 3 horas, dependiendo del grado de lesión. Luego de una fractura, la persona afectada debe ser preparada psicológicamente para intentar continuar con una vida normal.
Este tipo de lesión hace que los costos económicos de una familia se vean afectados, de acuerdo al tipo de fractura: total o parcial. Las personas de más de 60 años de edad son propensas a tener fracturas de cadera parcial, en caso de que esto ocurra se incorporará una prótesis de 6.000 pesos como mínimo. Los adultos de más de 70 años tienden a lesionarse la cadera por completo. En ese caso, se deberá incorporar una prótesis cuyo precio puede llegar a los 160.000 pesos.
En Salta, en 2014 las fracturas totales llegaron a ser 37, y durante los primeros 6 meses del 2015 ya se han registrado 10, según lo informado por voceros del hospital San Bernardo.
La rehabilitación
Un paciente que posea una prótesis parcial o total tiene una rehabilitación rápida, logrando mostrar mejoría a partir de las 24 o 48 horas luego de la operación.
En cambio, la fractura por osteoporosis tarda un tiempo prolongado en la rehabilitación, debido a que el paciente necesita la fortificación total de los huesos para recuperarse.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora