Orán recuperó un invaluable tesoro de su patrimonio histórico. Las campanas de la Iglesia Catedral de la ciudad volverán a resonar el próximo 13 de diciembre, luego de permanecer en el silencio más absoluto durante décadas.
Además, la ciudad contará con una verdadera reliquia, ya que una de las campanas data de la época colonial, de 1690, años antes de la misma fundación de la ciudad.
La campana fue descubierta hace poco en el mismo campanario de la iglesia, donde a raíz de una falla había caído en el olvido ante el paso de los años.
Según investigaciones históricas, la campana habría sido obsequiada a la ciudad de Orán por su fundador, Ramón García de León y Pizarro.
Cabe señalar que Orán fue la última ciudad fundada por los españoles en América, en el año 1794.
"Siempre me pregunté porqué no sonaban las campanas de la Catedral, hasta que un día me animé y vi que el actual campanario recubre al antiguo, llamado "campanario del padre Pedro'', el cual está intacto y muy sólido. Allí descubrimos la vieja campana", explicó monseñor Zanchetta
Tras un arduo trabajo, lograron bajarla del campanario y fue ahí cuando se percataron de que la campana era del año 1690. "Es más vieja que la propia ciudad de Orán", dijeron con orgullo desde la Catedral.
Según el historiador oranense Hugo Alberto Luna, sería una donación del mismo fundador de la ciudad.
La histórica campana tiene grabada la frase "San Carlos y Santa Bárbara ruegan por nosotros".
Durante la época de la colonia, la campana sufrió una rajadura y dejó de utilizarse, aunque no se puede precisar en qué fecha ocurrió esto.
Al descubrir esta reliquia histórica, desde la Diócesis de Orán decidieron restaurarla y la enviaron al único taller fábrica de campanas en Argentina y en América Latina, que se encuentra en la provincia de Santa de Fe.
"Decidimos hacer arreglar esta campana porque es parte de nuestra ciudad, de nuestra identidad y de nuestra historia", dijo Zanchetta.
La campana histórica, ya restaurada, quedará dentro de la Catedral para ser exhibida al público.
El campanario
Además de la nueva reliquia de la ciudad, los vecinos podrán volver a escuchar el tradicional repique de campanas, que ya fueron instaladas en el campanario.
Las campanas fueron bendecidas por el monseñor Gustavo Zanchetta en una ceremonia realizada el pasado domingo en la iglesia matriz.
Allí, Zanchetta dio su bendición a la campana histórica, a otra que fue entregada a la ciudad por el primer obispo de Orán, monseñor Fray Francisco de la Cruz Muguerza, en 1961; y a una tercera campana, que fue recibida por el Año de la Misericordia, que fue convocado por el Papa Francisco, y que tiene grabadas las imágenes de San Francisco, Nuestra Señora del Carmen y San José.
Un rito secular
El 13 de diciembre las campanas de Orán sonarán por primera vez en décadas en consonancia con la apertura de la Puerta Santa de la Catedral de la ciudad de Santiago de Compostela, España, con motivo de la conmemoración del Año Jubilar de la Misericordia, convocado por el papa Francisco.
La Puerta Santa de la Catedral compostelana está permanentemente cerrada, excepto los años jacobeos, cuando el 25 de julio, la fiesta en honor a Santiago Apóstol, coincide con el domingo. Esto suele ocurrir cada varios años, el último año jacobeo fue en 2010 y el próximo será recién en 2021. Pero este año la apertura de la Puerta Santa se realizará gracias a la convocatoria del papa Francisco.
Museo de la diócesis
Gustavo Zanchetta comentó también el deseo de recuperar las pertenencias de monseñor Muguerza, fallecido en 1969, que se encuentran actualmente en el museo de la ciudad.
El objetivo de la diócesis es contar con un museo propio en la cripta de la Catedral, donde reposan los restos mortales del prelado.
La iglesia matriz de Orán se convierte en catedral en 1961. Esto ocurre poco antes de la creación de la Diócesis de Orán el 10 de abril de 1961, por Juan XXIII.
Actualmente la diócesis comprende los departamentos de San Martín, Orán, Rivadavia y parte de Iruya (Isla de Cañas) y Santa Victoria (Los Toldos).
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora