'Volveremos, volveremos', prometió Dilma Rousseff tras ser destituida este miércoles de la presidencia de Brasil, en su primer mensaje de despedida como mandataria.
'Hoy el Senado Federal tomó una decisión que ingresa a la historia como una de las grandes injusticias', afirmó visiblemente emocionada, pero sin derramar ni una lágrima.
'Oigan bien: ellos piensan que nos vencerán, pero están equivocados. Sé que todos vamos a luchar', añadió.
En ese sentido, la ahora exmadnataria señaló que el senado de Brasil consumó este miércoles "un golpe de estado parlamentario".
"Decidieron por la interrupción del mandato de una presidenta que no cometió crimen. Condenaron una inocente y consumaron un golpe de Estado", declaró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora