Un clima de emoción y alegría se vivió anoche en la plazoleta de calles España y Junín. A las 20, descubrieron para todo el público el nuevo busto en homenaje al padre Ernesto Martearena. Hubo aplausos para celebrar el objetivo que se habían puesto hace un mes.
El busto anterior del padre Martearena había sido destruido en un ataque vandálico que quedó registrado en filmaciones a comienzos de diciembre.
Días después, la Comisión en homenaje al padre Martearena realizó una colecta para colocar una nueva escultura en honor al sacerdote que fue asesinado el 8 de octubre de 2001. La meta era juntar 20.000 pesos entre el 16 y 17 de diciembre.

La recaudación

Javier Mamaní, presidente de la comisión, dijo a El Tribuno que recaudaron 20.400 pesos. "Sentimos una alegría inmensa, agregó Mamaní. Ahora el busto mide 80 centímetros, el doble que el anterior. La pieza fue realizada por Leandro Mendoza y Roxana Juri.
Para evitar nuevos ataques que destruyan la escultura, Mamaní pidió más cámaras de seguridad en la zona de Campo Caseros. "Además servirá para cuidar a todos los vecinos, ojalá tengamos respuesta del Ministerio de Seguridad".

Cámaras de seguridad

Por otra parte, desestimó que se haga un enrejado. "Es una plaza chica y no quedaría bien que le pongamos rejas. Vamos a insistir con las cámaras", remarcó Mamaní.
El nuevo busto fue colocado el viernes, pero recién anoche lo descubrieron. Esperaron que sea 8 de enero, ya que la comisión se reúne esos días.
El viernes, además, llevaron los regalos de los Reyes Magos hasta la fundación Hope, a la Casa del Niño y a Villa Asunción. El recorrido terminó en la plazoleta Padre Martearena.
"Gracias a Dios hemos podido hacer todo lo que nos propusimos. La generosidad de los salteños y la gente que lo quería al padre es inmensa", destacó Mamaní.
El padre Martearena es recordado por su labor solidaria, construyó iglesias, hogares y ayudó a varios niños.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora