Volvió ayer el sistema de compras por Internet "puerta a puerta". Así, luego de tres años los consumidores podrán volver a recibir en su hogar los productos que compren en sitios web del exterior, con la posibilidad de conseguir precios hasta 70% menores que los de los comercios habituales.
Tecnología, ropa y juguetes serán los rubros más calientes del sistema. La razón es que esa mercadería podrá traerse al país con menos límites y a la mitad del valor o menos, incluso tras sumar los costos de envío y el 50% de impuestos sobre lo comprado. Los precios de las megatiendas extranjeras más populares como Amazon, eBay, AliExpress, DealExtreme o EverBuying asombran cuando se los compara con los de las grandes cadenas y shoppings locales, y quedan bastante por debajo de los que se publican en los mercados online locales.
En smartphones liberados, por ejemplo, uno LG que en grandes negocios está a $ 17.000 puede pedirse por $ 7.400 (54% menos) con el nuevo sistema, y uno de gama media Samsung cae de $ 9.700 a menos de $ 5.200 (46% menos). En sitios chinos, hay tabletas de 7 pulgadas por 45 dólares con free shipping (envío bonificado) por $ 1.000, 35% menos que las más accesibles del mercado local.
El régimen de importaciones oficializado por el Gobierno a fines de julio involucra envíos de hasta 50 kilos por un valor igual o inferior a los mil dólares, pero la AFIP marcó diferencias: el límite de peso e importe para las compras a través del Correo Argentino es de hasta 2 kilos y 200 dólares; para los couriers, es de hasta 50 kilos y 1.000 dólares. Además -según lo dispuesto oficialmente- para el correo oficial no hay límite de envíos en cantidad por año, mientras que para el privado existe un tope de cinco envíos por persona, cada 365 días.
El procedimiento
Según detalló la AFIP ayer en su página web, estos son los puntos centrales del procedimiento que deberán llevar a cabo quienes quieran utilizar este servicio:
*** El destinatario recibirá una notificación del correo sobre un envío a su nombre e indicará el número de tracking asociado.
***Luego, deberá ingresar al servicio con clave fiscal Declaración Simplificada de Envíos Postales Internacionales. Aquí se deberá ingresar el número de tracking del envío, el valor y descripción de la mercadería.
*** El sistema emitirá de forma automática la declaración jurada para su impresión y el VEP por los conceptos y valores a abonar. Este VEP será vigente hasta la hora 24 del día de su generación. Una vez concretado el pago, el ciudadano recibirá el envío en su domicilio y tendrá que confirmar la recepción dentro de los 30 días corridos de recibido.

Millonario negocio

El "puerta a puerta" es un negocio de US$1.000 millones anuales frenado con impuestos y burocracia. Luego del boom de los sitios chinos en 2013, la AFIP introdujo un nuevo formulario, dispuso el retiro en la Aduana y fijó un límite de dos operaciones por año, que se sumaron al recargo del 35%.
Con el beneficio del envío gratis, muchos sitios de Internet de China o los Estados Unidos crecieron en cantidad de clientes argentinos, en una dinámica que según estimaciones llegó a representar una sangría anual de US$1.000 millones. Allí comenzaron las restricciones oficiales, con el objetivo de frenar esa salida de divisas. En enero de 2014, con su resolución 3579/2014, la AFIP dispuso que los compradores debían completar una declaración jurada antes de concretar la operación. El nuevo formulario 4550, que exigía al contribuyente contar con clave fiscal de seguridad 2, debía completarse online (exigía datos sobre el comercio, la orden de compra y la tarjeta de crédito usada, entre otros). A su vez, se frenó el envío de productos al domicilio y se dispuso que el comprador debía retirar sus compras en la Aduana. Luego las restricciones se profundizaron, al establecerse un máximo de dos compras al año para cada contribuyente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora