Finalmente la conciliación simple entre el gobierno de la Ciudad y la Unión de Trabajadores Municipales (UTM) no desembocó en ningún acuerdo esta tarde. A pesar de los intentos de la Secretaria de Trabajo de la Provincia, que actuó de oficio convocando la mediación, las partes no conciliaron sus posiciones y hay incertidumbre sobre cómo seguirá el conflicto que tuvo su punto más álgido la semana pasada.
El meollo de la cuestión estaría en las sanciones a los afiliados de UTM que protagonizaron los hechos de violencia el viernes pasado en el Centro Cívico Municipal (CCM) y en el Tribunal de Faltas. Uno de ellos fue eyectado de su puesto mediante la rescisión de su contrato, dispuesta en los primeros días de esta semana. Paralelamente con ello, algunos de los trabajadores municipales que se vieron envueltos involuntariamente en las escaramuzas del viernes, radicaron denuncias penales en contra de los supuestos agresores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...