La familia Mamaní sufrió la pérdida total de su vivienda, ubicada en barrio San Cayetano de El Bordo.
La casa fue consumida por las llamas de un incendio que se produjo el viernes pasado, alrededor de las 16.
Héctor Mamaní (51), propietario de la vivienda, manifestó que él había estado quemando basura y que se retiró para tomar una ducha pensando que el fuego se encontraba completamente apagado. Sin embargo, a causa del viento que corría a esa hora las llamas se reavivaron y avanzaron en dirección a la casa.
Cuando Héctor salió del baño se sorprendió al ver parte de su hogar en llamas. Poco pudo hacer para salvar sus pertenecías, especialmente sus máquinas de tapicería y los trabajos encargados que estaba realizando, debido a que ese es el oficio con el que mantenía a su familia, compuesta por su esposa, una hija de 29 años y una nieta.
Bomberos arribaron desde General Gemes pero solo para apagar lo que quedaba y evitar que pudiera volver a encenderse y se propagara a casas vecinas.
La familia damnificada fue trasladada hacia el Centro Integral Comunitario (CIC) para ser alojados por el tiempo que sea necesario, ya que por la magnitud del fuego las paredes de la vivienda quedaron débiles. Los damnificados también recibieron ayuda desde el Concejo Deliberante.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora