Una investigación publicada en la revista Computers in Human Behavior encontró que los mensajes de texto o de WhatsApp que llevan punto final son sistemáticamente percibidos como menos sinceros por los receptores.
Para llegar a esa conclusión, un equipo coordinado por Celia Klin profesora asociada de psicología de la Universidad de Binghamton le pidió a un grupo de voluntarios que valoraran una serie de breves diálogos de mensajería instantánea y en papel, donde algunas frases finalizaban con un punto.
Tras este pequeño experimento, Klin y su equipo encontraron que en las conversaciones virtuales, la puntuación al final de las afirmaciones influía en la percepción de honestidad. En los diálogos escritos a mano no pasaba lo mismo.
Por ejemplo, si a alguien se le preguntaba '¿Quieres venir?' y respondía 'Claro, sí.', automáticamente se pensaba que no estaba siendo sincero.
'Cuando la gente conversa cara a cara hay mucha información emocional que puede ser fácilmente transmitida con la mirada, expresiones, tono de voz, pausas, etc.' explicó la investigadora en declaraciones recogidas por la BBC.
Por el contrario, la especialista detalló que, al usar aplicaciones con WhatsApp, las personas interpretan cada signo.
La especialista a cree que estos hallazgos son un maravilloso ejemplo de cómo la gente adapta las herramientas que tienen a disposición para darle matices a sus conversaciones.
Con los signos de exclamación pasa lo contrario, ya que éstos son percibidos como más sinceros, según este estudio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora