Luego de que la Justicia Federal emitiera un comunicado sobre la investigación por la desaparición de María Cash, su madre, María del Carmen Gallegos de Cash habló con El Tribuno para expresar su desazón tras 5 años sin que la encuentren.
¿Por qué le molestó el comunicado emitido por la Justicia Federal?
Me pareció pésimo porque están mintiendo. Será que se hizo el comunicado a pedido del Gobierno luego de la denuncia que hicimos en TN. Nunca antes habían hecho un comunicado para decir un poco más que todo es bárbaro. A María no la buscan, porque es así. Los cuerpos de la causa no dicen nada.
Pero la Justicia Federal dice que sí la busca...
A mí me llamaron de Santa Rosa, La Pampa, porque la habrían visto. Entonces se llegó al lugar y no era María. Pero eso no es buscar, eso es hacer un pedido. Alguien dice que la vio y se manda a verificar; eso no es buscar. Buscar es poner personas en el lugar, que se ocupen, que hagan averiguaciones, que toquen puerta por puerta. Esto no se ha hecho.
¿Cómo desearía que fuera la búsqueda?
Hace poco le pedimos a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, la creación de una secretaría que se encargue de buscar a las 3.000 chicas desaparecidas en la Argentina, aparte de mi hija, pero dijo que no lo iba a hacer. Va a hacer otra cosa, que está bien, pero que no es lo que pedimos nosotros.
¿Qué es lo que hará la ministra?
Va a unificar los datos de desaparecidos y buscados de todas las provincias. Se van a reunir de forma federal. Todo eso va a depender del Ministerio de Seguridad. Van a sacar los datos. Para mí una buena búsqueda implica mover una cantidad de gente que se ponga al servicio en cada provincia y que busque puerta a puerta. No sirve esperar que alguien llame para ir a buscar.
¿Cómo es la comunicación entre usted y los investigadores?
Cuando aparecieron los restos de una mujer en Cafayate, en 2012, estuve esperando un mes y me enteré por el periodismo porque nunca me llamaron para decirme "no señora, no es su hija". La denuncia la terminé haciendo en Seguridad. En Salta no me contestaba nadie. Por ejemplo, lo de Colombia, en Cartagena de Indias se los dimos nosotros. A mí me llegó un mail que decía que había una chica en un banco de una plaza. A esa chica la buscaban hacía dos años. Era de Venezuela.
El comunicado dice que en la investigación se invierte bastante dinero...
Dicen que han gastado cualquier cantidad de dinero para buscar a María, yo quisiera que me presenten las facturas donde constan los gastos. Hace tres años buscaron a María con un perro. Antes de eso decían que no lo iban a poder alquilar porque era caro. Lo hicieron pero, ¿qué huellas podía haber después de tanto tiempo?
Se conoció un dato nuevo que daba cuenta de una búsqueda en Croacia...
Llamó por teléfono una mujer y ellos hicieron una denuncia. Eso no es búsqueda, es investigar algo que te dicen. No era María. Habrán hablado a la embajada, habrá hecho algo...
¿Cuál es el último contacto que tuvieron con la causa?
Hace cuatro meses se le mandó una carta al Juzgado para decir que queremos que intervenga el FBI en la causa. Hace poco se volvió a reiterar ese pedido. Lo hizo mi hijo Máximo. La ministra Bullrich sabe sobre esto y dijo que le parecía bárbaro pero seguimos esperando la respuesta del juzgado. Hace 15 días estuve con el Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano y le comenté lo del FBI. Me dijo que estuvo reunido con ellos, que no quieren aceptar casos que sean de tres años para atrás, pero esto debe aceptarlo el juzgado así que estamos a la espera.
Informaron que buscan a María Cash en un lugar de culto en la capital salteña...
Esto del lugar de culto no sé que es. Capaz que habrá llamado alguien. Yo hablé con la encargada de Gendarmería y no me dijo nada.
¿Quién los representa en la causa?
Hace tres años la Nación nos puso un defensor que no hace nada. Le mandamos los escritos, él va y los presenta y nada más. Es la cuarta persona que nos representa.
¿Qué cree que pasó con su hija?
María debe haber tenido un shock fuerte con algo que le pasó en Jujuy y empezó a bajar del camino y a hacer cosas. Están diciendo que se investigó desde el principio, pero a los pasajeros del colectivo en el que viajó mi hija nunca los investigaron. Eso era competencia del juzgado provincial. Yo creo que mi hija está viva porque lo siento adentro, pero no me ayudan a encontrarla. No puedo pagar un investigador privado, de esa forma se podría saber lo que verdaderamente pasó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora