Claudio David Burgos, el subcomisario detenido desde hace tres años e imputado por la muerte de Gabriel Mura Ortiz (42), rompió el silencio y declaró ayer en el juicio en su contra.
En principio, Burgos relató con detalles en qué consistió su intervención esa noche del 16 de noviembre de 2013. Sostuvo que las pruebas de pólvora en mano le dieron negativas y que la autopsia estableció que Mura falleció por un disparo de escopeta y que, luego de la muerte, lo apuntaron a él y su grupo como responsables por lo que quedó detenido pero "pensé que el tercer día iba a quedar libre. Yo no maté a Mura ni tampoco planeé su muerte", aseguró. Además manifestó que el grupo Grupo Especial de Apoyo Motorizado, que él encabezaba, usaba "marcadoras", es decir, elementos nuevos que recién estaban implementando, que arrojan pintura y que no son armas. "No hay pruebas porque las vainas que se secuestraron no corresponden con las armas que usábamos. La motorizada no usa cartuchos de guerra", recalcó.
Muchos detalles de la declaración quedaron sin conocerse. Las defensas técnicas de los imputados solicitaron a los jueces que se corte la transmisión en vivo del juicio y se ordene el retiro de la sala de la abogada defensora de ocho policías imputados en otra causa por encubrimiento agravado, relacionada al mismo hecho, que se tramita en el Juzgado de Garantías 5. El tribunal hizo lugar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora