Aunque hace solo 20 días que asumió Yolanda Vega, la intendenta de Cerrillos, unos 10 millones de pesos de deuda municipal ya la ponen contra las cuerdas.
Las arcas de la comuna no dan abasto para pagar a proveedores, sostener el funcionamiento diario y, fundamentalmente, para pagar los sueldos, para los que tuvo que recurrir a un adelanto de coparticipación del Ejecutivo provincial y con eso frenar una oleada de paros que comprometió, durante semanas, hasta el sistema de salubridad de los vecinos porque no se hacía la recolección de basura.
Todo parece indicar que al hacerse cargo de la intendencia, la realidad golpeó fuerte...
Realmente la situación del municipio es muy delicada y compleja. Una vez adentro nos encontramos con una lluvia de cheques diferidos sin fondos. Con lo que ingresa por recursos propios y de la coparticipación, escasamente se puede cubrir los salarios y mes a mes se acumuló deuda. Al encontrarnos con valores diferidos entregados a proveedores, es imposible afrontarlos a todos y nos pone en una complicada situación.
¿Están debidamente comprobados los gastos por los que se entregaron cheques y facturas a pagar?
Frente a esa realidad, enviamos de emergencia un proyecto de ordenanza económica, administrativa y financiera al Concejo Deliberante, que se aprobó, y que nos permitirá verificar las deudas. Es una norma para conocer y comprobar la procedencia de las deudas y cheques emitidos. Tenemos que saber qué es lo que tenemos que pagar y de dónde proviene. Al mismo tiempo, nos permitirá reprogramar esos pagos, porque no tenemos los recursos. Son unos 10 millones de pesos que se arrastran.
¿Son deudas por obras públicas y provisiones varias?
Tenemos una verificación parcial de compromisos y certificaciones de proyectos de obras de la administración anterior. Aún no tenemos la verificación ni comprobación exacta sobre la concreción de esos trabajos o el estado de avance que pudieran tener para pagar las certificaciones.
Con lo que el municipio recibe por coparticipación y con lo que recauda mensualmente, ¿podrá hacer frente a esas deudas y al pago de salarios?
Por mes, Cerrillos recibe poco menos de 2 millones de pesos por coparticipación. Entre sueldos y gastos de funcionamiento se necesitan 2,5 millones por mes.
Entre las deudas que recibimos, está el caso de un proveedor al que se le deben 900 mil pesos y me exige $1,1 millón por trabajos ya realizados. Como ese caso, tenemos que verificar y reprogramar los pagos, lo que dependerá de la buena disposición de cada acreedor.
La ordenanza de emergencia aprobada, ¿le brinda herramientas para afrontar esta crisis?
Efectivamente. Con la nueva norma pretendemos refinanciar, pero más allá de la voluntad de pagar no tenemos con qué. La secretaría de Gobierno recibe, a diario, mucha gente portadora de cheques sin fondos.
La recaudación de tasas y tributos municipales, ¿qué le permite cubrir?
Los recursos son muy bajos y para optimizarlos preparamos un buen trabajo de notificación para que los vecinos se acerquen a la Municipalidad a regularizar sus deudas tributarias y, particularmente, que los comerciantes se pongan al día con habilitaciones e impuestos. Creo que eso será una gran ayuda y nos permitirá afrontar parte de lo adeudado con recaudación propia. La coparticipación no llega a cubrir los sueldos ni de la comuna ni del Concejo Deliberante y tenemos que recurrir a los recursos municipales. La gestión anterior no le giró al legislativo el dinero de los meses de octubre y noviembre.
Planteada esta situación al Gobierno provincial, además de la coparticipación, ¿les ofrece otra ayuda?
Hablamos primero con el exministro Carlos Parodi y luego con el actual ministro de Hacienda, Sebastián Gomeza, y nos giraron el anticipo de coparticipación para pagar sueldos de noviembre. No nos dijeron cómo los descontarán, pero yo espero que sean recursos extra, porque de otra forma estamos muy complicados. Si descuentan esa ayuda, no podremos pagar y quedaremos sin poder funcionar. Todavía no pagamos el aguinaldo y no contamos con el dinero para afrontarlo.
Frente a esta situación que impone pagar deudas heredadas, ¿dónde quedan los proyectos para que el pueblo crezca y se desarrolle?
Cerrillos todavía parece vivir de campaña y sin dudas que molestan las chicanas políticas, amenazas, presiones y panfleteos injuriosos y ofensivos. Esto habla a las claras de lo que fue. Pero yo miro para adelante y cada día solo pienso en que debo trabajar para salir del atraso. Por supuesto que no podré cumplir lo planificado para los primeros 100 días por la situación extrema en la que nos encontramos, pero mi prioridad es brindar los servicios básicos a los vecinos. En el caso de la recolección de basura, en diez días arreglamos, con la cooperación de un productor, tres de los cuatro camiones que hacen el servicio. Queremos trabajar, hacer las cosas bien y que la gente viva en paz social y en una ciudad linda y limpia.
Pero si el pago de sueldos se atrasa, seguir adelante se hace muy difícil...
El único objetivo que me mueve todos los días es cumplir con los cerrillanos. La única convicción que tengo es la vocación de servicio y voy a dar todo de mí para salir lo más rápido posible de este caos. Todo el resto no tiene importancia.
Los corsos que ya se aproximan, ¿significan ganancias para la comuna?
Tenemos poco y nada de recursos, pero es la 111ª edición del Corso de Flores, para el que hoy (por ayer) definimos la comisión para trabajar y lograr algo que añoramos: que Cerrillos vuelva a ser la capital del carnaval, porque hace mucho que dejó de ser tan importante y pretendemos recuperarlo para el disfrute de todos. Los desfiles arrancarán el 16 y 17 de enero, seguirán 23 y 24 y cerrarán los días 6 y 7 de febrero. Son seis fechas en las que las agrupaciones carnestolendas ofrecerán sus espectáculos y podrán lucir sus trajes y esfuerzo.
x

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia


miguel ahanduni
miguel ahanduni · Hace 11 meses

Esto pasa por la complicidad del Gobierno Provincial , los diputados y senadores y consejo deliberante anteriores que no le pusieron el cascavel al gato al Intendente Corimayo ( que no fue una solo mala gestión de gobierno sino varias). Además como le permiten por mas funcionario público que sean, emitir cheque sin Fondos. A los particulares le cierran las cuentas, le informan al veraz y en algunos casos acciones penales. Que los funcionarios tienen coronitas. Y las Auditoría para que sirven. Dicen que las Auditorias son solo de corte, esto significa que no auditan ni controlan nada. Deberían modificarse la facultades para poder Intervenir los Municipios por su mala Gestión. Pero por complicidades Políticas del mismo partido no lo hacen y los Cerrillanos tenemos que pagar las consecuencias. Intendenta en sus manos se encuentra la actual gestión no nos defraude. Si el Gobierno Provincial no acude en su ayuda haga asamblea populares con las fuerzas vivas del Pueblo, llame a los ciudadanos y la podremos acompañar en masa a ver el gobierno provincial, para que les de una solución acuciante. Asimismo si tiene que hacer las denuncias ante la justicia por las irregularidades no vacile que el pueblo la acompañará.

franco gonzalez
franco gonzalez · Hace 11 meses

esta bien que trabaje pero tambien no le podes tapar al inepto anterior haciendote que esta todo ok, a la vez que denuncia y lleva ala justicia este caso. lo mismo pasa en rosario de lerma etc etc

el villero con estudios
el villero con estudios · Hace 11 meses

otra que que se queja del gobierno anterior, ponete las pilas y laburá! Y si hicieron desmanes los anteriores llevalos a la justicia, y no circo en los medios.