YouTube goza de "un liderazgo indiscutido entre cualquier otra plataforma de servicios similares -como Vimeo o Dailymotion, entre otros- al contar con más de 1.000 millones de usuarios y un sello ya instalado", señaló Claudio Veloso, docente universitario y autor especializado en tecnología.
La afirmación del especialista se sustenta en las estadísticas de uso de la plataforma, que rankea segunda en la lista de los sitios web con mayor tráfico a nivel global, solo precedida por el buscador de Google, según las métricas de Alexa.com.
Sin embargo, tanto YouTube y Google como las actuales plataformas web más visitadas del mundo están muy lejos de los primeros pasos dados por aquella incipiente red de redes de la década del 60, enmarcada en la organización Arpa (Darpa, en la actualidad).
Son varios los cambios que atravesó la red desde ese entonces hasta hoy, cuando recientemente se celebró el Día Mundial de Internet -por iniciativa de la Asociación de Usuarios de Internet- con el propósito de dar a conocer las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías y promover el acceso generalizado.
Pero para llegar a esa instancia, y a la proliferación de plataformas de video, internet pasó por distintos momentos en su historia, entre los que destacan la primera demostración pública, la una nueva red de comunicaciones -que funcionaba sobre la red telefónica- en 1972 y la integración de los protocolos OSI en su arquitectura, en 1989.
En 1991 parte del equipo del instituto suizo CERN creó el lenguaje HTML y su primer cliente: la famosa World Wide Web, cuyas siglas se universalizaron en "www". Con la entrada de la web al dominio público, el 30 de abril de 1993, se marcaron las primeras huellas del camino que luego recorrerían las plataformas de videos, entre las que ahora está Amazon Video Direct, un nuevo servicio que ofrece ganar dinero por derechos y publicidad en los videos que se suban. "Por primera vez hay una opción de autoservicio para que los proveedores de video puedan incluir su contenido en un servicio premium de suscripción", resaltó Jim Freeman, vicepresidente de video de Amazon, al lanzar el producto.
La distinción es remarcada por el directivo ya que el nuevo servicio -por ahora disponible en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Austria y Japón- entra en un terreno dominado por YouTube.
La iniciativa “puede ganarle parte del mercado a YouTube pero no destituirlos como el rey del video en internet”, señaló Pablo Croci, fundador y director de la agencia MOT Content.
No obstante, Croci consideró que esta situación seguirá así “siempre en cuando YouTube mantenga la agilidad de una startup”.
En este sentido, explicó que esa agilidad tiene que ver con “estar cerca de los creadores de contenido, darles un retorno, escucharlos, enseñarles a utilizar la plataforma y mejorar la experiencia del usuario”.
“¿Qué hace diferente a Amazon Video Direct?”, es la pregunta que aparece en el encabezado del sitio web oficial del nuevo servicio, y tres son las respuestas: flexibilidad, alcance y optimización.
Desde la empresa de comercio electrónico aseguran que los usuarios de esta nueva plataforma podrán mejorar los métodos para ofrecer y promover sus videos gracias a las métricas de rendimiento de Amazon.
Una de las diferencias respecto de YouTube es que los usuarios de Amazon Video Direct podrán elegir si sus contenidos pueden reproducirse libremente, bajarse, alquilarse o comprarse. Así, el abanico de posibilidades que ofrecen este tipo de plataformas está enfocado en distintas necesidades y por eso son elegidas por distintos tipos de usuarios. El conjunto de las plataformas de video suma así un nuevo integrante.
amazon2.jpg
amazon3.jpg


¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia