No querrás perderte el vuelo en parapente en una de las mejores pistas de Sudamérica o tomar contacto con la naturaleza a través de un mágico recorrido en tirolesa.
En el Circuito Las Yungas, serás protagonista del excelente equilibrio entre la tranquilidad y la aventura. A minutos de la ciudad de San Miguel de Tucumán las yungas se abren paso para crear un paisaje selvático que sorprende con sus verdes y su aire puro. Es un ecosistema propio de la provincia que cobija árboles y flores, aves, cascadas y ríos. Una montaña de vegetación por la que ir subiendo en busca de aire puro y conexión natural.
yunga selva tucuman.jpg
Foto: Gentileza Ministerio de Turismo de Tucumán
Foto: Gentileza Ministerio de Turismo de Tucumán
Los senderos con árboles que parecen venírsenos encima de tan frondosos son ideales para andar en bicicleta (en Yerba Buena se pueden alquilar), salir a correr e incluso en lo más alto, volar en parapente si el viento acompaña.
Muy cerca de San Javier, bajando por Valle de la Sala, se llega a la cascada del río Noque, en medio de la yunga, ideal para relajarse.
En ese marco, el cerro San Javier, muy cerca de la capital presenta imponentes paisajes y una deslumbrante vista panorámica. Recorriendo el cerro comprenderás unas de las razones por las que a Tucumán se lo denomina Jardín de la República.
cerro san javier tucuman.jpg
Foto: Gentileza Ministerio de Turismo de Tucumán
Foto: Gentileza Ministerio de Turismo de Tucumán

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora