El ex juez de la Corte Suprema de Justicia y actual integrante de la Corte Intermericana de Derechos Humanos Raúl Eugenio Zaffaroni brindó una entrevista a Radio Del Plata en la que se refirió a la coyuntura política, a la detención de Milagro Sala y a la represión en la Villa 1-11-14 de Flores por parte de la Gendarmería "es un signo de torpeza política".
Consultado sobre los primeros meses de gobierno de Mauricio Macri, el ex juez calificó la situación como un caos institucional: "Esto no es una alternancia, donde hay partido que reemplaza a otro, uno que es poco más progresista y otro que es un poco más conservador. Eso sería normal en una democracia: uno acomoda las tacitas para un lado, los otros para el otro. Quieren romper el armario, quieren imponer un sistema nuevo".
En ese marco, Zaffaroni enumeró lo que él consideró una serie de "violaciones a la Constitución", tras lo cual diagnosticó que "estamos viendo un descontrol" porque "el control se mantiene cuando se mantiene dentro de cauces institucionales" y ahora "se rompieron las barreras institucionales, en un entramado en donde no hay una salida institucional. ¿Qué es lo que están haciendo?", se preguntó.
Luego, tras aludir a las medidas económicas del nuevo gobierno, dijo que la Argentina va a alcanzar la pobreza cero "pero no por el camino que nosotros queremos" sino que "la va a conseguir matando a los pobres". Luego, tras aludir a las medidas económicas del nuevo gobierno, dijo que la Argentina va a alcanzar la pobreza cero "pero no por el camino que nosotros queremos" sino que "la va a conseguir matando a los pobres".
Por otro lado, Zaffaroni consideró que Milagro Sala es "una presa política" y calificó su detención como "completamente arbitraria". Señaló que el conflicto en Jujuy con los militantes de la organización piquetera Tupac Amaru "debe resolverse de una manera razonable" y "no echar fuego al conflicto, no plantearlo en términos de destrucción". Por el contrario, el ex juez sostuvo que el gobernador Gerardo Morales "manipuló" a la Justicia jujeña a la que calificó de "amañada" para que lleve a cabo "una detención a todas luces arbitraria".
En cuanto a la represión en la Villa 1-11-14, sostuvo que "es un signo de torpeza política". En ese sentido apuntó que "nadie manda a matar o balear a chicos", pero lo adjudicó a un discurso que "se baja" a las fuerzas de seguridad. Así, advirtió que "dentro de las fuerzas de seguridad hay personas razonables, pero también hay quienes no son razonables" y "creen que se les dio luz verde para cualquier cosa". Sostuvo que "es obvio que Fernando de la Rúa no dio la orden de matar a 40 personas en Plaza de Mayo, ni el gobernador de Neuquén dio la orden de pegarle un balazo en la cabeza a un maestro", pero sus discursos, de algún modo, abrieron la puerta para que eso sucediera. "El discurso se hace para la prensa, para la TV, pero ese discurso impacta internamente, e internamente hay una minoría de personas que son poco equilibradas", añadió.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...