En el marco del Tedeum por el Bicentenario de la Independencia, el arzobispo de Tucumán, Aflredo Zecca, hizo un llamado a la unidad entre los argentinos y dijo que hoy "no es un día para ahondar en la grieta sino para mirar hacia adelante".
En la homilía, de la que participó el presidente Mauricio Macri, junto a la primera dama Juliana Awada, casi todos los gobernadores, el gabinete nacional y varios invitados especiales –entre ellos el rey emérito de España, Juan Carlos I-, monseñor Zecca convocó a la búsqueda de coincidencias entre los argentinos al señalar que "no hay consenso sino donde no hay diálogo" y advirtió que "la mayoría no tiene siempre la razón, ni crea la verdad".
Asimismo, en la misa que pronunció dijo que "no hay libertad humana sin verdad" y que "la libertad no está exenta de riesgos y de concepciones falaces" y advirtió que "la aparente licitud de todo, la libertad absoluta, es una ilusión que lleva a la esclavitud".
"La búsqueda desenfrenada del poder, del placer, del dinero, del dominio de la naturaleza sin respetarla conducen, irremediablemente, a la esclavitud expresada de diversas maneras", sostuvo. Y, agregó: "No son sino expresión de una libertad mal entendida de la que algunos se aprovechan y otros son víctimas".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora