Un bebé con microcefalia, que murió a los diez días de nacer en Tucumán, 'tenía enfermedad congénita por virus zika', informó el director nacional de Epidemiología, Jorge San Juan. Es el primer caso en el país.
Según amplió el médico, 'una vez que murió el bebé, se hicieron estudios de tejido y resultó que tenía enfermedad congénita por virus zika'. El recién nacido 'era uno de los cuatro que estaban en observación cuando Tucumán tuvo 24 casos de zika y las mamás cursaban el embarazo', relató el funcionario del ministerio de Salud.
Además de la microcefalia, nació con muchísimas alteraciones, trastorno en los miembros y diversas fallas orgánicas por las cuales fallece', precisó.
San Juan dijo que 'los estudios que le habían hecho a la mamá eran negativos', porque aunque una persona tenga zika, el virus está detectable solamente seis días en sangre y diez en orina.
No obstante, tal como indica el protocolo, se la siguió ecográficamente a la madre 'en controles posteriores, buscando en el crecimiento del bebé que aparezcan calcificaciones y primeros síntomas'.
El ministerio de Salud lanzará próximamente una guía sobre el virus zika, que reforzará la información médica ante posibles nuevos brotes de la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti, el mismo que causa dengue y chikungunya.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora