Una estrella en el mundo de fitness, "Beto" Pérez, entrenador de acondicionamiento físico, tropezó con el concepto de inspiración latina de baile-fitness a mediados de la década de los 90 en su natal Cali, Colombia.
Un día, entró en su clase de aeróbicos y se dio cuenta que había olvidado su música. Pensando rápidamente, echó mano a las cintas que tenía en la mochila. En estas cintas estaban las canciones que Beto amaba, la salsa, música latina tradicional, merengue, música que acostumbraba escuchar de toda la vida. Fue un reto improvisar una clase entera utilizando música no-aeróbica tradicional. Beto hizo frente al desafío y, en ese instante nació un nuevo concepto revolucionario la ¡Zumba Fitness-Party ! La clase inmediatamente se convirtió en la más popular en su gimnasio.
Después de su éxito en Colombia, Beto llevó su clase a los Estados Unidos, y en 2001 fue abordado por los empresarios Alberto Perlman y Alberto Aghion para crear una sociedad global basada en su filosofía de fitness. Los tres jóvenes nombraron su marca Zumba y se dieron a la tarea de darla a conocer en el mundo.
En el 2002, Perlman y Aghion cerraron un acuerdo con una gran empresa de infomerciales, así dan a conocer el concepto a nivel nacional, el resultado, la venta de cientos de miles de videos en el mercado de Estados Unidos. La abrumadora respuesta, inició una demanda de instructores de Zumba, por lo que Zumba Fitness creó un programa de formación de instructores para satisfacer la creciente demanda. El programa fue un éxito instantáneo. En septiembre de 2006, había miles de instructores de Zumba en todo el mundo.
Luego, Zumba Fitness se asoció con la compañía Kellogg para desarrollar una campaña de fitness para el mercado hispano. La compañía Kellogg ha ampliado la campaña a cinco países adicionales. El programa de Zumba ha sido presentado en millones de cajas de cereales Kellogg's Special K en todo el mundo.
Zumba Fitness también lanzó una exitosa campaña de infomerciales en español para el mercado hispano de EUA y América Latina, las ventas de DVDs aumentaron a millones en más de 30 países.
La explosiva demanda de instructores de Zumba en los Estados Unidos y otros países impulsó la creación de la Academia de Zumba, la división educativa de Zumba Fitness. Con el liderazgo de alta calidad de un equipo diversificado de coreógrafos profesionales, expertos y especialistas en educación física certificada, la Academia de Zumba fijó un nuevo estándar en programas de acondicionamiento físico, asegurando el más alto nivel de integridad, calidad y dedicación a la excelencia, superando los estándares de la industria.
zumba2.jpg

El baile, el salto y las mancuernas, todo es válido para llevar adelante una clase de zumba. En un principio, las mujeres coparon esta disciplina fitness, pero en los últimos tiempos también se sumaron los hombres.
Zumba Fitness y la Academia de Zumba se han alineado con AFAA (Aerobics and Fitness Association of America), ACE (American Council on Exercise), IDEA (asociación de profesionales del fitness más grande del mundo), SCW Fitness Educación, Can-Fit-Pro (Feria y Conferencia Internacionales en Canadá), y muchas organizaciones y cadenas de fitness mundiales. Los instructores que completan las Certificaciones ofrecidas por la Academia de Zumba son candidatos para recibir créditos de educación continua (CEC's) y cubrir los requisitos de re certificación de muchas de estas asociaciones.
El programa de Zumba lanzó a nivel internacional y actualmente se extiende por seis continentes América del Norte, América del Sur, Europa, Africa, Asia y Australia. Ahora, el mundo entero está de fiesta con los ritmos emocionantes de la ¡Zumba Fitness-Party!
Una de las versiones del origen del término es que este proviene del modismo afroamericano "rumba", palabra con la que los colombianos se refieren a la fiesta. Otra versión dice que su nombre proviene del verbo "zumbar", haciendo de este modo alusión a las vibraciones que se experimentan en todo el cuerpo al realizar los movimientos correspondientes.
zumba5.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora